Cristiano erró un penal y al final Irán pudo haber ganado
el partido

Mordovia.-

Lleno de polémica debido al videoarbitraje (VAR, por sus siglas en inglés), Portugal sufrió hasta el último minuto para poder clasificar a octavos de final tras empatar 1-1 contra Irán, equipo que increíblemente falló en el ocaso del juego.
Lo que parecía una tarde tranquila para los lusos, gracias al golazo de Ricardo Quaresma, se convirtió en una pesadilla en el segundo tiempo cuando se acumularon la falla de Cristiano Ronaldo, un penal para Irán y una opción clara del equipo de Medio Oriente.
Y es que el árbitro Enrique Cáceres recurrió al VAR para determinar dos penales, uno por equipo, y revisar una posible tarjeta roja para CR7, que finalmente quedó solo en amonestación tras un intento de codazo que el portugués le dio a Pouraliganji.

En el primer tiempo, Quaresma aprovechó una pared con CR7, enfiló afuera del área y con la parte externa del botín mandó la de gajos al ángulo derecho del portero en el 1-0.
Pero todo acabó en la segunda parte cuando al minuto 50 se señaló un penal sobre Ronaldo, tras la revisión del VAR. Sin embargo, el portero se lo atajó pese a que el luso trató de colocarlo a media altura.
La historia se inclinó para los asiáticos cuando Sardar remató de cabeza en el área y el defensa que lo marcaba cometió mano al 89. Tras una serie de reclamos, se revisó la jugada y se decretó el penal.
Karim Ansarifard, que había ingresado de cambio, cobró al ángulo y puso el marcador 1-1, con todo Portugal pendiente del resultado.
Todavía en el tiempo agregado el propio Karim tuvo un remate dentro del área que mandó desviado en lo que hubiera sido la debacle lusa.

Comentarios