pánico

Tulancingo.-

De las alertas emitidas de los botones de pánico, ubicados en las torres de vigilancia colocadas recientemente en Tulancingo, 98 por ciento son falsas, reveló Israel Anguiano Romano, coordinador general del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) regional.
Ese índice supera al de llamadas de broma o falsas a números de emergencias, que es de 90 por ciento.

El funcionario indicó que el sistema aún está en fase de prueba, por lo que analizan mecanismos para evitar alertas falsas, que restan tiempo a la atención de casos de emergencia reales.
“Al momento que se pulsa el botón de pánico, la cámara de videovigilancia gira hacia dicho punto para enfocar a la persona que está manipulando el sistema, por lo que sería factible poder realizar la identificación”, explicó.
Además, si una persona pulsa el botón de pánico de forma constante, el dispositivo emite un aviso auditivo que advierte sobre una posible sanción por el uso inadecuado del aparato.

Indicó que es común que comerciantes ambulantes amarren lazos en los postes, los que al deslizarse pulsan los botones de forma accidental.
En Tulancingo hay cerca de 400 cámaras de videovigilancia en 136 postes distribuidos en diversos puntos de la ciudad; actualmente están a la espera del inicio de operación del sistema, lo que podría ocurrir a mediados de año.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) Mauricio Delmar Saavedra, la operación del sistema de videovigilancia a nivel estatal, que contará con cerca de 10 mil cámaras en la entidad, entrará en operación al finalizar la construcción y equipamiento del Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia (C5i), lo cual prevén ocurra en el segundo semestre del año.

Israel Anguiano Romano, coordinador general del C4 regional, indicó que el sistema aún está en fase de prueba, por lo que analizan mecanismos para evitar la problemática, que resta tiempo a la atención de emergencia reales

Comentarios