Pachuca.- La violencia contra las mujeres es perpetrada principalmente en su vida privada y los agentes que la ejercen son generalmente las parejas, exparejas, padres, hermanos o tíos, de acuerdo con Brenda Cornejo Cornejo, subcoordinadora de educación y formación de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH).

En entrevista, previo a impartir una conferencia en el Congreso local, la especialista explicó que en la entidad, al igual que en todo el país, subsiste y persiste la violencia de género y las más frecuentes son la física, psicológica y patrimonial.

Mientras que es perpetrada principalmente en la vida privada, es decir, en sus hogares o el círculo familiar y los agresores son regularmente conocidos por ellas como parejas, exparejas, padres, hermanos o tíos.

Brenda Cornejo también detalló que existe una mayor incidencia de ese tipo de violencia en zonas como Tula, Tulancingo y Tizayuca, aunque no descartó que se dé en otras partes de la entidad; mientras que los casos ocurren en todos los niveles socioeconómicos pero donde más se radicaliza es en la población en situación de pobreza y menos grado de escolarización.

Lo anterior porque muchas veces no llegan hasta ellas las políticas de prevención, de ahí la necesidad de atender el tema para conocer las entrañas de la violencia contra ese sector poblacional, así como saber quiénes la perpetran, dónde y por qué, para poder prevenir, sancionar y erradicar los casos.

Finalmente, la subcoordinadora detalló que en caso de existir ese tipo de agresiones sí es posible salir de ellas a partir de redes de apoyo o la intervención de las instituciones, quienes están obligadas a crear las políticas necesarias y ofrecer certeza en la procuración de justicia.

Comentarios