Familias rescatan hijos en partes

184
hijos cuerpos

Guadalupe Ayala ha recuperado por partes el cadáver de Alfredo; incluso, le han intentado dar restos que no son los de él

Ciudad de México.- Guadalupe Ayala ha recuperado por partes el cadáver de su hijo, quien fue mutilado y enterrado en una fosa por el crimen organizado en Jalisco, región que ocupa el primer lugar de cuerpos exhumados de fosas clandestinas en México, un país que acumula 77 mil 171 desaparecidos.

La pieza ósea número 667 encontrada en la sepultura de El Mirador II dio la certeza a Ayala de que había encontrado a su hijo Alfredo Ezequiel Campos después de cuatro meses de búsqueda.

El miércoles, la mujer contó a Efe que el antebrazo del joven de 23 años estaba junto a los restos de 104 personas, cuyos cuerpos fueron lanzados a un pozo en el municipio Tlajomulco, que la fiscalía estatal descubrió en enero, y en el que estuvieron trabajando por varios meses.

En febrero, los peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) le confirmaron que ese primer indicio tenía un 99.9 por ciento de compatibilidad con su ADN.

De esa manera, Guadalupe ha ido encontrando a Alfredo pieza por pieza.

A veces se topa con la necedad de los peritos que quieren entregarle un segmento de otro cadáver, pero ella no se conforma, presiona y busca en los miles de archivos e imágenes del Semefo. “Estaban a punto de darme un cráneo que no era el de mi hijo, pero me di cuenta y lo rechacé, me decían que me lo llevara, pero les demostré que no era él”, expresó.

De acuerdo con el más reciente reporte de la Comisión Nacional de Búsqueda de la Secretaría de Gobernación, dado a conocer a inicios de octubre, Jalisco ocupa el primer lugar nacional en el número de restos exhumados de fosas clandestinas con 897 víctimas extraídas entre 2006 y septiembre de 2020.

En total, la República registró 4 mil 92 entierros clandestinos y 6 mil 900 personas exhumados de 2006 hasta la fecha.

Comentarios