Ante una economía desacelerada se requieren políticas públicas muy activas para generar los cambios apropiados y actuar rápidamente. En efecto, en nuestro país el empleo formal pasó de 4.5 por ciento en 2014 a 3.5 en 2015 continuando en tendencia a la baja en 2016, y coincidentemente el factor común a nivel mundial para hacer frente al desempleo y revertirlo es la educación, además de la promoción de micro y pequeñas empresas; porque a decir de Enrique Quintana: “parecería que en el entorno financiero que vivimos el precio del dólar sea lo más crítico, pero a la larga el problema del empleo nos va a afectar más. Al final de la década habrán perdido su trabajo 5 millones de personas en las 15 naciones más grandes”.
Además, “la evolución del empleo se asocia con la cuarta revolución industrial basada en la conexión entre lo virtual y lo material” y señala que de acuerdo con el reporte del World Economic Forum, en Davos Suiza la pérdida bruta de empleo será del orden de 7.1 millones de personas, y que posiblemente los nuevos empleos aparecerán en disciplinas como la ingeniería, computación, arquitectura; y algunas de las industrias que quizá más empleos perderán serán las de cuidado de la salud, energía, servicios financieros, comunicación, servicios profesionales, y medios de entretenimiento.
Asimismo, para aminorar en lo posible el desempleo se siguen algunas estrategias a nivel mundial como el desarrollo de nuevas habilidades entre los propios empleados más que buscar a terceros que las tengan, desarrollar talento femenino, generar apoyos para la movilidad y la rotación laboral, desde recursos financieros hasta entrenamiento y desarrollar un sistema de aprendices.
Por otro lado, queda mucho por hacer, pero una iniciativa muy positiva es el esfuerzo altruista que desarrolló la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y su Patronato Universitario, a través de la organización de la Feria del Empleo 2017, con el propósito de coadyuvar en la colocación en el sector productivo de 90 por ciento de los participantes en su sexta edición, a los egresados de la institución y a la ciudadanía en general, con puestos disponibles de cerca de 90 empresas y con la participación de la Secretaría del Trabajo estatal y nacional, además se realizaron actividades como talleres de elaboración de currículos y para entrevista de trabajo.
Por otro lado, las estrategias que tiendan a disminuir el desempleo son importantes enfocándose en algunos casos a cubrir necesidades específicas de atención como el seminario organizado en nuestra máxima casa de estudios esta semana, para fortalecer la cooperación entre las universidades y las empresas y desarrollar programas de formación dual a nivel superior en México, que a decir de José Luis Solerira, las compañías con innovación sin vinculación son mayoría, y las compañías que lo hacen en conjunto con las universidades son solo 21 por ciento, por lo que se hace necesario fortalecer vínculos para potenciar esa ventaja competitiva.

Comentarios