La feria del libro de la UAEH es un gran evento cultural que cada vez atrae más al público familiar, que se traduce en un mayor éxito a través del tiempo y que cada vez supera sus propias expectativas. Quizá porque se trata de una opción que se va internacionalizando en la industria cultural y que ha ampliado mucho las posibilidades para acercar al gran público a actividades culturales y posiblemente debido a ello el fortalecimiento de su carácter cultural, y por su formación de hábitos, además de actividades de apreciación de la lectura, entre otras bondades, se arraiga cada vez más en el gusto de la sociedad. Por otro lado, quizá esta necesidad de preservar nuestra cultura, identidad y reflexiones literarias, es tan actual como mencionó hace más de un siglo Selma Lagerlöf, quien pensaba que “la cultura es todo lo que queda, cuando ya se olvidó todo lo que aprendimos”. Por ello la cultura es muy importante, y un sitio idóneo de presentación y acercamiento cultural es la Feria Universitaria del Libro de la UAEH, la cual tiene profundas raíces en la sociedad hidalguense, y para beneplácito de nuestro pueblo cumple 30 años. Ahí “donde las letras no se las lleva el viento”.
Estas fiestas de cultura, que reflejan la experiencia del mundo, que nos proporcionan ideas, juicios y sentimientos que se renuevan a lo largo del tiempo y en algunas ocasiones de forma tan sutil que pasa desapercibido, que es tan silencioso como pies de palomas y que se trata del pensamiento. Por eso, es tan importante cultivarlo porque ayuda a discernir lo oportuno, benéfico y justo, siendo el antídoto de ayuda para dejar de lado el aspecto negativo de las contradicciones.
Por ello es tan importante la temática abordada este año en la 30 Feria Universitaria del Libro de la UAEH, que es relativa a la educación para el desarrollo sostenible, y teniendo como país invitado a la nación de Israel. Y que a decir del presidente del Patronato Universitario Gerardo Sosa Castelán, “las letras, los escritores y los lectores se reúnen nuevamente”. Y agregó: “La 30 Feria Universitaria del Libro cumple de esta forma con su compromiso con la cultura, a fin de impulsarla en estrecha vinculación con su entorno social”. En el marco de la Feria Universitaria del Libro, numerosas expresiones culturales se han dispuesto para que el visitante disfrute de su asistencia a esta fiesta de cultura.
La FUL inició ayer y concluirá el 3 de septiembre en el poliforum Carlos Martínez Balmori, ubicado en la Ciudad del Conocimiento, donde importantes casas editoriales y librerías se presentan. También, se ofrecen conferencias, presentaciones editoriales, entre otras. Es una buena oportunidad que invita, desde luego a través de la riqueza cultural de los libros, a darle “alas al pensamiento”.

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anteriorActivarán cursos PAMAR en escuelas
Artículo siguienteDemostrarán rentabilidad agrícola con proyecto de parcelas

Doctor en ciencias de los materiales, ingeniero minero metalúrgico por la UAEH y maestro en ciencias en geología minera por el Instituto Politécnico Nacional. Profesor investigador de la Autónoma de Hidalgo y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Colabora en Libre por convicción Independiente de Hidalgo desde 2009.