Fernando Badillo Calva: Hidalgo tiene talento

451
Josefina Hernández Tellez

Fernando se confunde entre los estudiantes de los últimos semestres del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, es joven y tiene una sonrisa franca y una actitud positiva. Él nos visitó para compartirnos parte de su historia y contarnos su experiencia como violinista.
Apenas tiene 26 años y tiene un recorrido y madurez que en estos tiempos poco se ve: es padre responsable de su hija de tres añitos, su esposa perdió la vida posterior al parto y ya es viudo; su carrera musical inició a los siete años con sus talleres de jarana y guitarra quinta huapanguera y a los ocho como integrante del grupo Los Pregoneritos de Hidalgo, participó en el Festival Internacional de Folklore en Passo Fundo Brasil en 1998.
En 2007 fue primer lugar en el Festival Nacional de Interpretación de Violín Huasteco para jóvenes menores de 18 años, en 2013 ganó la plaza que se otorga a jóvenes músicos en la orquesta Eduardo Mata y en enero de 2014 ganó la plaza como coprincipal de segundos violines en la misma orquesta. En diciembre de 2015, fue ganador del reality musical “México tiene talento”.
Fernando Badillo Calva tiene sin duda una carrera intensa en música pero también en experiencia de vida. En menos de tres años dejó de ser estudiante de música y parte de una sólida orquesta para convertirse en un hombre comprometido en principio con su paternidad y luego con su vocación de vida. El deceso de la madre de su pequeña hija lo cimbró y lo ubicó al mismo tiempo:
“Dejé de tocar como seis meses aproximadamente, dejé la universidad, mi carrera es de ocho años, en el sexto deserté, pero no fue mucho el tiempo de crisis, mi hija es mi aliciente, mi todo. ¿Qué iba a hacer de mi vida si yo soy el ejemplo de mi hija?
“Tenía en ese momento ya solo 2 mil pesos y los invertí en un demo que vendía en restaurantes donde pedía permiso para tocar tres o cuatro piezas y al final ofrecer mi disco. Llegué a vender en ese tiempo hasta mil 500 copias. No me iba mal. La gente comenzó a llamarme. Circunstancialmente se presentó el concurso del reality, en ese momento se complicó tocar en un evento y me fui a audicionar y gané. El premio económico lo invertí para la casa, para mi hija.”
Este joven talentoso, oriundo de Pachuca, es un hombre que en poco tiempo ha definido mucho de lo que quiere en la vida y con la música, y habla de ella de manera natural y con pasión de lo que le gusta de interpretarla y difundirla:
“Soy más instrumentista que músico, ahora estudio de manera más consciente, el tiempo no es factor para perfeccionar (mi técnica) sino la calidad y consciencia de lo que hago y para qué lo hago. Diario ensayo 30 minutos, máximo cinco horas. Ahora busco impactar con lo que interpreto, busco transmitir la energía musical y para ello uso recursos. Eso aprendí en el reality, que puedo afianzar y expandir el efecto de la música. Mis planes son llevarla a todo el mundo, con mi estilo diferente.”
Fernando, quien cuenta con padre y madre cercanos y amorosos, son los responsables de su iniciación, de su permanencia y de su madurez, un chico que no se siente diferente ni superior a sus pares, que acaso dice la diferencia es que tiene en claro el compromiso con su vida, con su hija, con su música, con sus padres y con el equipo que le apoya y acompaña en esta aventura de vida, signada por la música. Un joven talento que dice “todo lo hago a mi manera” y que por los frutos y trayectoria, añadimos y lo hace bien, es un ejemplo.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorHabrá matrimonios colectivos en Tizayuca
Artículo siguienteInauguran foro de producción de maguey en Zempoala
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.