Festejará lucha libre mexicana 83 años con reconocimiento nacional

827
lucha
Se declaró el 21 de septiembre como día nacional de ese deporte

Ciudad de México

Con el plus de ser reconocida a nivel nacional, la lucha libre festejará 83 años de su aparición oficial en México, un deporte-espectáculo que sigue vigente y en el gusto de la afición, en ocasiones con aires de nostalgia.
Fue el 21 de septiembre de 1933 cuando Salvador Lutteroth González fundó la entonces llamada Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL), ahora Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), aunque el arte del pancracio surgió a mediados del siglo XIX.
Aquel día, en la llamada Arena Modelo, el sonorense Yaqui Joe superó a Bobby Sampson y el Chino Achiu al irlandés Ciclón Mackey, gladiadores que con el paso de los años fueron relevados por grandes ídolos como El Santo, Blue Demón, Black Shadow y más.
A punto de su cumpleaños 83, el “arte del gotch” logró un reconocimiento más, pues el pleno del Senado de la República avaló la semana anterior un dictamen para declarar el 21 de septiembre como el Día Nacional de la Lucha Libre y el Luchador Mexicano.

Se tardaron mucho en hacer esa nominación, pienso que los luchadores de la época de oro hubieran estado muy satisfechos con celebrar un día nuestra profesión, afortunadamente se dieron las cosas y lo celebraremos

, dijo Mano Negra en entrevista con Notimex.
El gladiador, quien perdió la máscara el primero de octubre de 1993 ante Atlantis, dejó en claro que desde los siete años de edad soñó con ser luchador, pues su padre también tuvo esa profesión, y con casi 40 años en la actividad está agradecido con lo vivido.
Solo pisar la Arena México, donde tuvo una presentación especial el viernes pasado, hace que cientos de recuerdos invadan al luchador, quien entrena todos los días para mantenerse en forma, agradecido con una profesión que espera nunca se termine.
En la misma velada del 16 de septiembre estuvo Máscara Sagrada, uno de los grandes ídolos de la lucha libre mexicana de la década de 1990, quien recordó, con un nudo en la garganta, esos años de gloria deportiva.
El deporte del “costalazo”, al que después llegaron grandes figuras, exóticos, las damas, minis, extranjeros de gran nombre, otras empresas, hexadriláleros, lucha extrema, demás modalidades y alianzas importantes, está vigente y más vivo que nunca.

Comentarios