Saber agradecer y saber pedir fueron las palabras con las que sonó el Xochipitzahuatl, mientras el zapateo resonaba en el templete de plaza Independencia. El huapango está presente en jóvenes y en piernas cansadas de caminar, pero no de bailar.

Festival Cultural Nacional del HuapangoFestival Cultural Nacional del Huapango

Festival Cultural Nacional del Huapango

Comentarios