Fetiche: ¿Talismán sexual?(Segunda parte)

993
Fetiche

Entre los fetiches preferidos se encuentran las prendas íntimas (especialmente si son muy pequeñas) y los zapatos con tacones de aguja

GERARDO GIMÉNEZ
Pachuca

Prevalencia

Mayoritariamente los fetichistas son hombres heterosexuales con predominio de fantasías sexuales en la línea sadomasoquista. Gran parte de ellos con déficit en sus capacidades intelectuales o psicóticos que, en este caso, actúan en función de la frustración, la ira, la soledad y la desesperanza. Existe en ellos un desarrollo muy solitario de sus actividades, constituyéndose el robo de sus fetiches, una de las expresiones socialmente más inadecuadas.
En cuanto a los fetiches preferidos se encuentran las prendas íntimas (especialmente si son muy pequeñas) y los zapatos con tacones de aguja. El problema es que ellos excluyen a la persona en sus fantasías o necesidades y se ven forzadamente a reunir muchos fetiches de su gusto para sentirse complacidos, aunque deban pasar por sobre la autorización o consentimiento de la dueña de tales objetos.
Aunque parezca extraño no se reconocen como anormales, por lo que no acuden a pedir ayuda la mayoría de las veces.

Causas

Se ha explicado el origen del fetichismo desde diferentes ópticas. Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, analizó las conductas fetichistas de sus pacientes llegando a la siguiente conclusión: “Considero el fetiche como un sustituto del pene, de modo que me apresuro a agregar que no es el sustituto de un pene cualquiera, sino de uno determinado y muy particular que tuvo suma importancia en los primeros años de la niñez pero que luego fue perdido. En otros términos, normalmente ese pene hubo de ser abandonado, pero precisamente el fetiche está destinado a preservarlo de la desaparición. Para decirlo con mayor claridad todavía: el fetiche es el sustituto del falo de la mujer (de la madre), en cuya existencia el niño pequeño creyó otrora y al cual –bien sabemos por qué– no quiere renunciar.”
El fetichismo es considerado como una manifestación en primera instancia de los problemas que el sujeto tiene con la norma, que en otros estadíos puede manifestarse en sadomasoquismo, travestismo, voyerismo, entre otros.
Piera Aulagnieur considera el fetichismo como un estado fronterizo del sujeto, la última barrera antes de la psicosis, en la que existe una profunda fijación por el objeto para mantenerse dentro de los límites de la neurosis.
Otras teorías psicológicas acerca del fetichismo sexual lo relacionan con las teorías del comportamiento humano y la idea de “condicionamiento” o aprendizaje. Así, alguna experiencia en la infancia podría causar la asociación entre el placer sexual y determinado objeto, relación que se mantendría en la edad adulta. En el fetichismo, el objeto fetiche se puede emplear durante la masturbación o bien, lo lleva puesto el otro miembro de la pareja durante la actividad sexual (por ejemplo unas medias, botas, tacón de aguja, unos zapatos, unos pies o una mujer fumando –conocida como capnolagnia–) con el fin de provocar la excitación de su compañero sexual, ya que frecuentemente el fetiche es necesario para la excitación.

  • Visita
    Si te quedaste picado, no te preocupes, tenemos más de donde salió esto para mantenerte despierto toda la noche, por eso visita www.revistadandoydando.com.mx o búscanos en Facebook como Revista Dando y Dando, donde tenemos más y más para darte de qué hablar

Comentarios