Fiesta multicolor mexicana con talento hidalguense

555
fest

Pachuca.-

Clarinetes, saxofones y flautas como instrumentos de madera iniciaron la interpretación de “Fiesta de Bugles”, después siguió el resto de la Banda Sinfónica del Estado de Hidalgo, los asistentes estaban atentos y deleitándose en sus asientos del Teatro de la Cuidad San Francisco.
La noche aún no caía por completo cuando el concierto inició, Fausto Villagrán, tenor hidalguense, estrenó la pieza “Reloj monumental”, composición de Reyes Ramírez Casasola, con su voz lleno el teatro de melodía, el tenor de apenas 30 años celebró 15 años de trayectoria.

El repertorio de inicio fue variado, el tenor se acompañó de la banda sinfónica para interpretar “Soñé un sueño” de la trama Los miserables, la canción setentera “Mamma mia”, fue seguida con los aplausos rítmicos del público.
Una pareja del Ballet Folclórico de Pachuca entró a escena cuando “Reloj monumental” regresó, pero ahora en danzón, la joven mujer coqueteaba con el hombre que buscaba su atención para después unir sus movimientos dancísticos.

La primera parte del concierto había terminado, algunos se levantaron por golosinas y para tomar aire, afuera llovía cuando comenzó el mariachi a sonar, era el “Son de la negra”, papeles picados de muchos colores, como acostumbran los mexicanos, adornaban el escenario y un corazón de cartoncillo estaba colgado al centro del escenario; el vestido de listones tradicional de Jalisco y los faldeos de las bailarinas adornaron el escenario.
Villagrán regresó al escenario, con un traje de charro, para hacer sonar “Cucurrucucú”; un cambio de música, no de origen pero si de época, dio inició a “El triste” del Príncipe de la canción, el tenor la dedicó a todos aquellos que han perdido a alguien muy querido; la emoción del público hizo que la cantaran en algunas estrofas.

Regresó el folclor de México en los vestidos, con huipiles coloridos y faldas largas negras, que se movían con gracia en el escenario, mientras el mariachi tocaba “La malageña”, “El pastor de la huasteca potosina” y “Xochipitzatuatl”, un canto tradicional mexicano, siguieron en la lista de melodías.
El hidalguense, empezó con la voz de Fausto Villagrán para continuar con participación de la soprano hidalguense, Tenantzin Cruz, la falta negra y el huipil de colores bailaron al ritmo de los instrumentos, el solo de violines fue el clímax de la canción y finalizó con las voces unidas de la pareja.
“Júrame” y un popurrí de Agustín Lara, continuaron ya sin el mariachi, solo la orquesta y los cantantes. Los artistas dieron las gracias al público y la Banda Sinfónica en dirección de Antonio Orozco, el encuentro cultural se despidió con “México lindo y querido” y “Viva México, las canciones que no podían faltar en Pasión Mexicana.

fest

Comentarios