Sanctorum, de Joshua Gil y filmada en lengua mixe, denuncia la violencia de un pueblo indígena

Pachuca.- Sanctorum, la película dirigida por Joshua Gil y filmada en lengua mixe, será la primera cinta mexicana en cerrar la semana de la crítica del reconocido certamen italiano Biennale de Venecia, que inauguró su 76 edición y concluirá el 7 de septiembre.

El filme denuncia la violencia cotidiana de un pueblo indígena a través de un poético viaje que oscila entre lo fantástico y lo real. El segundo largometraje de Joshua Gil relata como un pequeño pueblo es acosado por la guerra entre el Ejército y el narcotráfico. En el marco de esa disputa, un niño que ha perdido a su madre es convencido por su abuela que la única manera para regresarla con vida es pidiendo a las fuerzas de la naturaleza un milagro.

Esa noche, el niño se lanza al bosque a suplicar por su madre, mientras el pueblo se prepara para librar la batalla final contra un Ejército que se acerca. El miedo o la libertad son las dos únicas opciones.

Sobre Sanctorum, el director y productor comentó: “Intento llevar a un plano visual un tema que llena el aire de México de desesperanza: la desaparición de personas. Apoyándome sobre una realidad social, busco arriesgarme con una película que se mueva con libertad entre un documental y una ficción fantástica. Me interesa lograr un resumen emocional de lo que experimentan las personas sometidas todos los días a la violencia, y que también han sufrido la pérdida de un ser amado.

“Eso, mediante una ficción onírica enmarcada por las creencias más profundas, donde cualquier elemento natural se torna en un poderoso elemento narrativo. Busco retratar cómo la pureza de un niño y la de un santuario natural son violentadas”, finalizó.

Intento llevar a un plano visual un tema que llena el aire de México de desesperanza: la desaparición de personas. Apoyándome sobre una realidad social, busco arriesgarme con una película que se mueva con libertad entre un documental y una ficción fantástica

Comentarios