Ayer finalmente el pleno del Congreso local avaló la elección de Humberto Veras Godoy como presidente de la junta de gobierno durante el primer año de ejercicio legislativo. Lo anterior se dio a pesar de la resistencia de la bancada priista, que buscó por todos los medios impedir que se consumara el hecho ante el pleno. Después, al concluir la sesión y ya afuera del recinto legislativo, Veras Godoy dijo que su elección se había dado conforme a la ley y el anterior documento, que otorgaba a la priista María Luisa Pérez Perusquía la presidencia durante el primer año, era espurio. Además, reveló que el documento mediante el cual él resultó electo presidente de la junta de gobierno ahora contaba con el aval de los partidos Nueva Alianza, PRD y PT, lo que no dejaba dudas de su legitimidad. Los priistas, en cambio, mantuvieron su postura con respecto a que Pérez Perusquía era la presidenta de la junta de gobierno y desconocieron el nombramiento de Veras. Con eso se abrirá un nuevo frente de batalla por la presidencia del Congreso a través de otros medios y tanto el PRI como su aliado el PAN seguramente ya analizan qué estrategias echarán a andar. Mientras tanto, Morena hará lo propio para defenderse y muy probablemente ya analiza posibles escenarios de confrontación en otras arenas. Con eso se anticipa un camino tortuoso para la vida de la 64 Legislatura, pues los dos bloques que se formaron a su interior están fuertemente polarizados, como se ha visto durante sus trabajos en el pleno. De filón. Las tomas clandestinas en Hidalgo, como la espuma. Hasta julio de este 2018 nuestra entidad casi acumuló el total de tomas clandestinas reportadas en 2017. ¡Y aún faltan tres meses y medio para que termine el año!

Comentarios