Ciudad de México.- Después de una larguísima negociación, con varios momentos de estira y afloja, Nicolás Castillo se convirtió en el nuevo y tan ansiado killer del América, tras llegar a un acuerdo con el Benfica, tanto el jugador como su representante.

Al delantero andino no le quedó otra opción más viable que aceptar la oferta de las Águilas, toda vez que el Benfica le dejó claro que en caso de permanecer en Portugal, prácticamente podría quedarse sin actividad en el conjunto lusitano, mismo que deja sin haber marcado un solo gol, en buena medida por un problema de lesiones.

El atacante chileno quiere sí o sí tener actividad para que la selección chilena lo convoque para la Copa América a mediados de este año en Brasil, por lo que Castillo Mora y su representante cedieron en sus pretensiones económicas y pudieron cerrar el acuerdo con el conjunto azulcrema.

Además, el Benfica estaba satisfecho con la oferta de 10 millones de dólares que había propuesto el América por el jugador y desestimó una propuesta del Fenerbahce de Turquía, que aunque le daba la posibilidad a Castillo de permanecer en el Viejo Continente, era un propuesta a préstamo, situación que no convenció al club lisboeta.

Nicolás Ignacio volverá a la Liga Mx después de seis meses para el olvido en el futbol de Portugal y lo hará vistiéndose de azulcrema, luego de haber emigrado al Viejo Continente tras jugar en Pumas, archirrival deportivo de los emplumados.

La negociación se cerró hasta el último día de la ventana de traspasos, toda vez que el representante del jugador quería obtener más dinero por el futbolista, lo cual trabó de nueva cuenta la transacción.

Nico estaría llegando a la Ciudad de México en próximos días para realizar los exámenes médicos y ser presentado como nuevo delantero de las Águilas.

Comentarios