Tula.- El diputado del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Ricardo Baptista González saludó, respaldó y suscribió el Plan integral de restauración ecológica de la región Tula, en el que participarán los tres órdenes de gobierno.

El coordinador del grupo parlamentario morenista lanzó un pronunciamiento para que ese proyecto comprenda acciones integrales y no esfuerzos aislados, como ha sucedido con otros, y que realmente se escuche, atienda y sea acompañada a la sociedad civil para buscar soluciones de fondo.

En presencia de Julio Trujillo Segura, subsecretario de fomento y normatividad de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal (Semarnat), en representación del titular de la dependencia, Víctor Manuel Toledo, el legislador por el distrito 14 de Tula manifestó que existe una deuda histórica con los habitantes de esa zona de la entidad, ello debido a que ha sido receptora de muchos calificativos “que nunca nos gustaron”, como la más contaminada del país, entre otros.

En la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji, acompañado de las morenistas Noemí Zitle Rivas y Corina Martínez García, así como de María Luisa Pérez Perusquía, del PRI, y Areli Miranda Ayala, del PRD, Baptista González recordó que hace 40 años llegaron empresas a desarrollar “nuestra región” pero no siempre fue a favor del ciudadano, pues el arribo de industrias generó parte de la gran polución que hoy afecta a los habitantes de la región Tula-Tepeji.

“Lo que hoy nosotros saludamos es sí al gobierno del estado, sí al gobierno federal, sí a la sociedad civil, sí a los tres ámbitos de gobierno que hoy están participando, los poderes, investigadores, académicos, pero yo quisiera que no dejáramos nada más en papel el acompañamiento de la sociedad civil, sino que este se dé realmente”, apuntó Ricardo Baptista.

Necesitamos, agregó, acciones concretas; este proyecto por supuesto tiene el respaldo del Congreso del estado, ya que consideró que los 30 integrantes de la 64 Legislatura lo van apoyar, “pero necesitamos acciones integrales, necesitamos acciones de fondo, que la suma de los problemas se puedan tratar de manera completa”.

Citó como ejemplo el problema del agua con el revestimiento del río Tula, el cual, señaló, es un asunto no resuelto.

Manifestó que el espíritu de ese gran esfuerzo para atender y solucionar el problema de la contaminación es que la sociedad civil sea verdaderamente acompañada, escuchada y atendida, ya que gracias a ella pudo pararse la devastación ecológica ocasionada con el revestimiento del río Tula, obras que iniciaron sin consultarle nada a nadie y ahí están los daños.

“Nos preocupa que la visión de los ciudadanos no se entienda bien, que el que vengan más caudales a esta región, particularmente al río Tula, significa un problema que tiene que ser abordado. Entonces yo pido que el espíritu de acompañamiento sea real y efectivo a la sociedad civil y que forme parte de estos acuerdos”, concluyó.

  • En la Universidad Tecnológica  Tula-Tepeji, el congresista, acompañado de varios de sus colegas, recordó que hace 40 años llegaron empresas a desarrollar esa región pero no siempre fue a favor del ciudadano

Comentarios