Y el auditorio Gota de Plata se conmovió al escuchar a una generación femenina que “entre cuadros y revistas, camisetas, discos y jeans” seguimos cantando, 30 años después, con nuestro grupo musical favorito por siempre: Flans. Ilse, Mimí e Ivonne formaron parte del trío de música pop más escuchado en la radio mexicana durante el lapso de 1985-1990.
Yo estaba terminando de estudiar la licenciatura en la universidad y para cerrar con broche de oro, titulada y toda la cosa, me puse a trabajar los fines de semana en un bazar de antigüedades, en el mero corazón de Coyoacán. Por eso, cuando salió en la tele su primer videoclip me conquistó de inmediato:
“Te conocí en un bazar un sábado al mediodía.
“Entre la gente y los puestos pronto tú me seguías. Te detuviste a mi lado a ver qué cara ponía. Yo me compraba una blusa, un pantalón de mezclilla. Tú me dijiste eso no te va muy bien. Otro color tú deberías escoger. Al rato qué vas a hacer. Vamos te invito a comer… Me enamoré de ti en un bazar.”
Además de la canción, en ese momento ellas me encantaron, sobre todo la forma de vestir de Ilse, ajustaba perfecto con mi creencia de ser una adolescente original e irreverente. En cuanto pude compré su disco, en aquel entonces esos grandes LP. La portada me enamoró: sus siluetas en el estudio de grabación, sus copetes levantados, sus mallones y poses estrafalarias. Por supuesto, compré todos sus discos durante los cinco años de éxitos. En esa época nunca pude ir a verlas en un concierto, me conformaba con ver sus videos, celebrar sus canciones más populares, pero sobre todo ser leal a las composiciones que no se difundían tanto por la radio pero me gustaban más como “Detrás de tu silencio”, “No me olvides”, “Esta noche no” y “Uhm ah oh”, yo digo que esta última es de una de las pocas canciones que hacen una oda al orgasmo femenino:
“Veinticinco minutos hace que me besa y yo, no sé decir palabras, tan solo murmurar: Uhm, ah oh oh… Es demasiado, no puedo soportarlo, mientras me susurra mil palabras de amor, siento acelerarse el ritmo del corazón. No sé decir palabras, tan solo murmurar: Uhm, ah, oh, Uhm ah oh oh…”
En 1990 las Flans decidieron separarse, pero ya se han vuelto a reunir, olvidando lo que ha podido separarlas y apostando por lo que puede mantenerlas unidas. Fui a verlas al Auditorio Nacional en el primer regreso y, esta vez, no podía perder la oportunidad de verlas bellas y airosas en Pachuca. Gozosa salgo del Gota de Plata y entono mi canción favorita:
“Alma gemela. ¿Dónde estás? Te siento cerca, cada vez más. Te buscaré, hasta encontrarte, porque sé, sé que tú también estás buscándome. Te pensaré al pensar, te miraré al mirar. Te soñaré, al soñar. Te tocaré… Tantos amores. ¿Cuántos más? Siempre vacía, sin tu estar. Te buscaré, hasta encontrarte, por qué sé, sé que tú también estás buscándome.”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorTrump y EPN son iguales; conspiran en contra nuestra
Artículo siguienteTribunal de Malaui permite a Madonna adoptar a dos niños
Profesora investigadora en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM. Especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Ha publicado una gran variedad de libros y artículos académicos. Es columnista tanto en medios impresos como digitales. Ha recibido diferentes reconocimientos por su trayectoria feminista y periodística.