Consejero editorial.-Dentro de la colección Forjadores de la vida universitaria del fondo editorial de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo destaca el opúsculo dedicado al segundo rector de la máxima casa de estudios de la entidad.
La presentación la desarrolla Humberto Veras Godoy, quien fuera el noveno rector de la universidad, en su texto reconoce a quienes han forjado la grandiosa institución educativa, destacando la proeza de todas aquellas mujeres y hombres que a través del tiempo han desempeñado sus labores académicas en el aula, el laboratorio, la biblioteca, el campo de prácticas, transmitiendo experiencias y conocimientos que han contribuido a formar nuevas generaciones de profesionistas, Veras Godoy expresa que don Juventino Pérez es uno de los pilares que con sus ideas progresistas de su época contribuyeron a desarrollar las bases de la hoy Autónoma de Hidalgo.
El texto que esta semana comentamos fue publicado con el motivo de la develación del busto de bronce del licenciado Juventino Pérez Peñafiel que ahora se encuentra instalado en los pasillos del jardín La Garza, lugar lleno de prosapia para quienes se han formado en la universidad. La obra escultórica es de la autoría del artista hidalguense Manuel Fuentes.

 

El opúsculo refiere que Juventino Pérez Peñafiel nació un 25 de enero de 1923 en San Agustín Metzquititlán, Hidalgo, sus padres preocupados por su instrucción se trasladaron a vivir junto con su hijo al viejo barrio minero de El Arbolito, ya en la capital hidalguense Juventino recibió instrucción en la escuela Leona Vicario, que para 1938 estaba anexa a la Normal Socialista, después continuó sus estudios en la escuela regional de El Mexe, fue alumno del Instituto Científico y Literario del Estado donde concluyó sus estudios de bachillerato, en 1945 se inscribió en el primer año de la Escuela de Leyes que para esa época ofrecía los primeros años de la carrera; continuó sus estudios en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde obtuvo en 1951 el título de licenciado en derecho, a su regreso a Pachuca ejerció la abogacía con gran éxito.
El 3 de marzo de 1961 se creaba en la entidad la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, profesionistas como Juventino Pérez Peñafiel, Jesús Ángeles Contreras, Tomas Devereaux Sánchez, Cesar Becerra Archer, José Pilar Licona Olvera, Enrique Rojas Corona, Alberto Zoebisch Sánchez, Nicolás Licona Ruiz y muchos más influyeron notablemente en la fundación de la máxima casa de estudios de Hidalgo.
Esta pequeña investigación biográfica aborda la vocación magisterial de Juventino Pérez que desde el inicio de la creación de la Escuela de Derecho en 1961, se incorporaba como profesor de derecho romano y derecho mercantil, cátedra que conservó por más de tres décadas; su enseñanza, para quienes tuvieron la oportunidad de tenerlo como profesor, fue tal que aún lo recuerdan por su inteligencia y exposición académica en el aula.
El ejercicio de su profesión y su constante interés por la academia permitió que el Honorable Consejo Universitario lo eligiera en 1963 como rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, los resultados que tuvo al frente de la universidad le avalaron para ser reelecto concluyendo su periodo en 1970.
Los anales de la historia universitaria lo identifican como un hombre culto y arraigado a la tradición de la Autónoma de Hidalgo, como prueba de ello es la organización de los festejos del centenario de la creación del Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios, antecedente más remoto de la hoy UAEH, su afán por preservar la edificación del siglo XVIII que sirviera como capilla de Nuestra Señora de Guadalupe, hoy convertida en el salón de actos Baltasar Muñoz Lumbier, digno espacio de los universitarios de la actualidad, en donde se respira aires señoriales con raíces virreinales.
Importante proyecto impulsó como fue la construcción de la preparatoria que fue inaugurada el 18 de mayo de 1966, para aquel entonces localizada en los límites de Pachuca. También en el ámbito de la docencia apoyó la creación de la carrera de contador público, en el ramo de la administración de la cultura y el deporte estableció las bases para organizar la administración escolar, la actividad artística y deportiva; quienes conocieron a Juventino Pérez añoran aquellos desfiles deportivos que se desarrollaban el 20 de noviembre por las principales calles de la ciudad y en el que destacaba la participación de los jóvenes estudiantes, su gallardía y el honor de pertenecer a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
El rector Juventino Pérez Peñafiel, junto con 10 rectores más, desde el 31 de marzo de 2017 forma parte de 56 años de historia universitaria.
Este pequeño ensayo dedicado a don Juventino Pérez Peñafiel, permite imaginarnos más allá del texto a uno de los forjadores de la vida universitaria.
Forjadores de la vida universitaria, licenciado Juventino Pérez Peñafiel se puede consultar en las bibliotecas de la UAEH y en Carácter Librería en Pabellón Universitario en Ciudad del Conocimiento.
Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios