Un foro universitario, espacio a la profesionalización

199
FORO

Pachuca.- Entrevista con el actor, director teatral y fundador del teatro La Purísima, Rodrigo Carrillo Tripp

¿Qué es
La Purísima?

“Es un teatro construido con el objetivo de generar un espacio de práctica para los alumnos que cursan el último año de formación en la carrera en teatro del Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). El espacio tiene el espíritu de trascender los compromisos académicos, es decir, un lugar que por las circunstancias que lo generan, proveer cobijo a las diversas dependencias dentro de la universidad que han hecho posible su construcción y su préstamo, esas circunstancias son favorables para que también se convierta en un centro no solo formativo, sino de experimentación y de búsqueda de lenguajes escénicos contemporáneos. Por otra parte también intentamos destacar el foro entre los pocos que existen o existían en Pachuca, puesto que si algo es notable en los movimientos culturales que coexisten en Pachuca y en el estado es que a veces se antojan demasiado pobres, demasiado magros”.

¿Qué se necesita?

“Nuevos espacios como teatros, galerías, centros de reunión para las actividades artísticas culturales, no solo para que los nuevos egresados o grupos emergentes de compañías independientes o institucionalizadas tengan un lugar para que puedan acceder o para sentarse, sino que, como decía, los creadores que en este espacio desarrollamos nuestro trabajo también estamos con la intención de enriquecer los nuevos lenguajes de búsqueda que dan avance a la creación de nuevos tipos de teatro y la creación de nuevos públicos”.

¿Qué problemas han enfrentado desde su inicio y cuándo inició?

“Bueno, en septiembre de 2014 me acerqué con autoridades del Patronato Universitario pues habíamos encontrado este galerón que en ese momento se utilizaba como bodega y estaba en condiciones de gran descuido, y nos pareció que tenía las medidas ideales para poder hacer un foro de mediano formato. Se nos concedió, confiaron en nuestro proyecto y nos autorizaron el préstamo del lugar, y desde entonces de diferentes maneras, de diferentes gestiones, no solo de los directivos del Patronato, sino de directivos del Instituto de Artes hemos podido conseguir madera y otros materiales para la construcción del escenario, la gradería, tapancos, entramados, parrilla de iluminación y todo lo que hizo falta. Y en eso estamos, en el crecimiento para que el foro tenga todas las facilidades de un teatro profesional; desde entonces hemos generado una relación con los directivos que ya nombré, en donde todo el apoyo nos ha permitido el desarrollo del espacio.

¿Cuál ha sido entonces uno de los mayores problemas?

“Me refiero otra vez al tema de la primera pregunta, nos encontramos en un contexto cultural donde es preciso incentivar urgentemente un movimiento artístico, mayor costumbre por parte del público, mayor oferta de contenido, porque eso evidentemente está relacionado con la evolución social, que finalmente es el espíritu o uno de los objetivos medulares del propósito de todo el proyecto.”

¿A qué nos enfrentamos y cómo lo estamos solucionando?

“Los alumnos regularmente vienen terminando su carrera, y a veces llegan con algunas deficiencias o unas ausencias, de las habilidades por ejemplo, que han ido desarrollando a lo largo de sus estudios. Por su puesto, como decía hace unos minutos, esperamos trascender y no solo lograr los compromisos académicos que tenemos los docentes y los alumnos, sino lograr un centro de desarrollo y de creación teatral que permita cada vez mejorar la profesionalización de todos los que participamos en el proyecto. Respecto a las resistencias con las que nos encontramos para lograr ese objetivo, tienen que ver otra vez con la falta de costumbre cultural que adolece la capital del estado, contra ello es con lo que estamos luchando”.

¿Qué transformaciones ha tenido La Purísima desde su inicio?

“A nivel de infraestructura, es decir, lo que tenemos físicamente en el lugar como lo acabo de enlistar, nos encontramos hace tres años con un bodegón que estaba completamente vacío y poco a poco hemos ido logrando con la ayuda de diferentes directivos, como ya lo dije, la consecución del material que nos ha permitido una gradería para 95 personas cómodamente sentadas, un escenario de seis metros de boca, una altura de cinco metros y una profundidad de siete metros. También construimos los tapancos que sirven como bodega y de usos múltiples. En esa medida hemos ido creciendo y seguimos consiguiendo las demás facilidades que debe tener un teatro.
“Pero a nivel de idea, como proyecto, como una idea que quiere servirle no solo a los alumnos sino a mucha gente y finalmente al público, el desarrollo que logramos se refleja en la proyección del lugar, cada vez acude mayor público cuando tenemos funciones o estrenos, por ejemplo, el jueves 9 de noviembre reestrenamos Olé que es uno de los monólogos de montaje de los alumnos que terminaron su carrera el semestre pasado, y en esta ocasión nos elevamos a una segunda etapa, que tiene como objetivo la profesionalización y proyección de Francisco Cárdenas, escritor del texto y actor de ese espectáculo, que además fue guiado bajo mi dirección escénica.
Y bueno esa es la productividad con la que hemos llegado a funcionar. Y como comercial, las funciones serán de jueves a sábado hasta el 18 de noviembre a las 20 horas.
Continuará…

Comentarios