Francisco Olvera dio contratos millonarios al operador financiero de su campaña

3368
Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz

La administración del ex gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, entregó 25 contratos de obra pública por más de 771 millones de pesos a Operadora Mersi, la empresa de su principal operador financiero durante la campaña por la gubernatura.

Del total de contratos, Operadora Mersi obtuvo 16 sin ningún tipo de competencia. Seis de ellos fueron adjudicaciones directas y en 10 casos las empresas competidoras le dejaron el camino libre: el gobierno estatal lanzaba la licitación pública, varias empresas se inscribían, pero de último momento declinaban. Operadora Mersi, al ser la única, conseguía los contratos.

Durante el sexenio de Olvera, Operadora Mersi duplicó el número de contratos ganados en el sexenio anterior y ganó 771 millones 578 mil pesos en obra pública, tres veces más de lo ganado en el sexenio del ex gobernador Miguel Ángel Osorio Chong, cuando obtuvo 11 contratos por 157 millones de pesos.

Operadora Mersi es una de las seis empresas pertenecientes a Grupo del Blanco, fundada en 1995 por Ernesto del Blanco Mota. Debido a problemas de salud, su hijo, Ernesto del Blanco Arjona asumió la presidencia del grupo hace ocho años.

En 2010, Del Blanco Arjona fue nombrado presidente del Comité de Financiamiento de la campaña del entonces candidato priista Francisco Olvera. A través de esa organización recaudó 40 millones de pesos entre los empresarios del estado. Tras el triunfo, el empresario también fue secretario del Patronato del sistema DIF Hidalgo.

Consultado por Animal Político, Del Blanco Arjona aseguró que el crecimiento de Operadora Mersi obedeció a la “reingeniería” emprendida a partir de su gestión en  Grupo Del Blanco. “Es una empresa a la que siempre le ha ido bien, siempre han cumplido a los clientes y ya tenía prestigio, pero hicimos la empresa más rentable lo que permitió bajar los costos para poder ser más competitivos”.

Su relación con Francisco Olvera durante su sexenio fue de “buena y de mucho respeto”, pero “no tiene qué ver una cosa con la otra” porque sus empresas, dijo, son las más grandes del estado y lo suficientemente competitivas.

Animal Político, Francisco Olvera, Hidalgo

¿Contratos a modo?

Una vez que Francisco Olvera ganó las votaciones de 2010 y asumió el cargo en abril de 2011, los contratos millonarios a la familia Del Blanco comenzaron a llegar.

Animal Político revisó la base de datos de Compranet y encontró que en 2011, la empresa obtuvo dos contratos, nueve en 2012, tres en 2013, cuatro en 2014, cuatro en 2015 y tres en 2016.

Las obras suman más de 771 millones de pesos y van desde pavimentación o reparación de tramos carreteros, hasta construcción de aulas escolares o edificación de algunos inmuebles públicos.

De los 25 contratos, el gobierno estatal entregó seis a Operadora Mersi a través de adjudicación directa.

De acuerdo con la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Servicio Público de Hidalgo, otorgar contratos de manera directa no es ilegal pero para ello, advierte la norma, se tienen que cumplir algunos requisitos entre éstos que la licitación sea autorizada por el titular del área; que los licitantes “no se presenten” o declinen; que sólo una empresa en específico pueda hacer el trabajo y que el contrato no exceda del 20 % del monto anual de adquisiciones.

En el caso de los seis contratos por adjudicación directa a Operadora Mersi, los argumentos legales para otorgarlos no son públicos porque el estado de Hidalgo no los ha transparentado a través de su portal ni en la página de Compranet.

Los 19 contratos restantes, fueron entregado a Operadora Mersi a través de una licitación abierta, es decir una competencia con otras compañías en donde – en teoría – se eligió la mejor oferta como la ganadora.

La revisión detallada de los documentos de licitación arroja que en 10 casos en realidad Operadora Mersi no terminó compitiendo con nadie, ya sea porque todas las demás compañías se salieron del proceso antes de siquiera presentar una propuesta (8 casos) o porque la única otra compañía competidora fue desestimada bajo el argumento de que sus propuestas no eran viables y estaban incompletas (2 casos).

Hay licitaciones como la número LO-913005997-N351-2012 para construcción de aulas, donde se inscribieron diez empresas pero al momento de presentar la propuesta diez no lo hicieron, sólo Operadora Mersi.

El primer contrato bajo la licitación LO-913004998-N10-2011 con 31 millones de pesos; y adjudicaciones directas como la que se detalla en las licitación LOPSRM AO-913005997-N266-2012, superior a 23 millones de pesos para la construcción de la primera etapa del Parque Científico y Tecnológico de Hidalgo.

A través de licitaciones por adjudicación directa y pública, la empresa también obtuvo los contratos para la etapa de rehabilitación de la imagen urbana y equipamiento del Centro Histórico; la Construcción y Equipamiento de la Ciudad del Conocimiento Aulas IPN y el plan metropolitano de movilidad Ciclovías Prepa 1 – Constitución.

El Tuzobus 

Una de las obras que marcaron la administración del ex gobernador Francisco Olvera fue la red de transporte Tuzobus. Se trata de dos de los contratos que mayores ingresos arrojaron a Operadora Mersi.

Así lo indican las licitaciones LO-913005997-N237-2013 y LO-913005997-N253-2014 asignadas por el gobierno de Hidalgo a la familia Del Blanco, lo que significó obras por 177 millones de pesos

De acuerdo con esas licitaciones, Operadora Mersi se encargó de la construcción del Troncal Norte-Sur, ubicado en Pachuca, por un concepto de 100 millones 300 mil 685 pesos. La obra contempló la construcción de las 32 estaciones del transporte público para el Tuzobus.

De acuerdo con la información publicada en Compranet sólo Operadora Mersi e Inmobiliara Contramon participaron, pero al final la segunda “no se presentó”, es decir declinó su participación en la convocatoria.

En su momento, las autoridades de la Secretaría de Obras Públicas de Hidalgo informaron que para ese contrato participaron nueve empresas de las cuales solo dos (Mersi e Inmobliliaria Contramon) concluyeron el trámite.

Al final, indicaron, Operadora Mersi presentó la propuesta más baja y se adjudicó la construcción por más de 100 millones de pesos; por su parte Inmobiliaria Contramon, de la que nunca se informó que  “no se presentó”, se le otorgó un contrato de 25 millones para la construcción de los puentes peatonales complementarios al Tuzobus.

Las dos empresas han sido aliadas en otros contratos de obra pública. En 2014, en el mismo año que participaron como contrincantes en la obra de la red de paraderos del “Tuzobus”,  fueron juntas en una licitación de la SCT para la ampliación del Libramiento Cuernavaca que finalmente no ganaron.

Del Blanco Arjona explica que ha trabajado con Contramon “que nos surte concreto desde hace 15 años”, por eso, dijo, fueron juntas para ofrecer una mejor propuesta en el concurso.

Otra licitación que también ganó Operadora Mersi fue la LO-913005997-N237-2013, por más de 77 millones de pesos, para construir obras de accesibilidad a las estaciones del corredor, protección y señalización del Tuzobus.

Los contratos del Tuzobus han sido publicados de manera parcial en la página de Compranet, donde se informa sobre el monto y la empresa ganadora, pero no se presentan los documentos de la licitación y el fallo, por lo que es imposible saber los términos en que se dieron.

Contratos con montos menores, pero muchos

Las demás licitaciones que ganó la empresa constructora tienen que ver con la construcción de caminos reconstrucción y mantenimiento de vialidades, así como la modernización de caminos, en las que el gobierno de Hidalgo invirtió cientos de millones de pesos.

Los últimos contratos que el gobierno de Olvera Ruiz otorgó en 2016, a través de licitaciones públicas, fue la modernización y ampliación del camino Santa Cruz-Achichipil-El Pemuche-Cruztitla, con una inversión superior a los nueve millones de pesos; la modernización y ampliación del camino Tehuetlán-Huazalingo, con un costo de casi 10 millones de pesos.

Así como una adjudicación directa para la elaboración de accesibilidad a las estaciones del corredor Bolardos, con una inversión de 3.5 millones de pesos.

Dentro de los 25 contratos asignados a Operadora Mersi, existen otros por montos millonarios. En el 2015, la empresa de la familia Del Blanco también ganó la licitación LO-913005997-N79-2015 para la construcción del Puente Elevado Río de las Avenidas-Javier Rojo Gómez, en Pachuca. La obra que costó 83 millones 497 mil 196 pesos sufrió un accidente en abril de 2016 –unos meses antes de su inauguración- en el que perdió la vida una persona.

Otro de los contratos millonarios con el cual el mandatario Francisco Olvera Ruiz benefició a Operadora Mersi fue la construcción de una vialidad en la Ciudad del Conocimiento y la Cultura. Según la licitación LO-913005997-N89-2015, el mejor postor fue la empresa del Grupo Del Blanco que dio una base de 55 millones 382 mil 124 pesos frente a otros competidores.

Lo que dijo Forbes de Hidalgo

La administración del exgobernador priista Francisco Olvera Ruiz se ha enfrentado al escrutinio público por las diversas irregularidades en su administración. El gobierno saliente, fue catalogado por la revista Forbes como el tercero peor administrado del país. Entre otros puntos por la forma en que gestionan sus contratos.

El Indicador de Mala Administración Gubernamental (IMAG), publicado en Forbes, refiere que Hidalgo tiene una mala gestión de sus recursos financieros.

En el indicador, por ejemplo,  se menciona que existen  gobiernos con malas prácticas en cuanto a sus adquisiciones y obra pública, pues sus asignaciones de contratos “no parten de una licitación pública, siendo adjudicadas de manera directa o bien simulando un proceso incluyente mediante invitación a cuando menos tres participantes”.

De acuerdo con información del IMAG, obtenida vía Compranet, Hidalgo ocupaba el sexto lugar nacional de estados cuyas malas prácticas encajan en ese renglón. La información recabada de 2013 a 2014 indica que de 3,831 contratos entregados en ese periodo, el 38.65% fueron directos; 40.2 por licitación pública y 21.1 % por invitación a cuando menos tres licitantes.

La organización México Evalúa ha dicho que en el caso de adjudicaciones directas,  éstas “tienen un mayor potencial de ser discrecionales y, por lo tanto, preocupa que sus documentos sean menos transparentes en comparación con los procedimientos más competitivos”.

Lo anterior constituye un incentivo para que las autoridades contratantes opten por las adjudicaciones directas, “pues tendrían que cumplir con menos requisitos de transparencia”, advierte México Evalúa.

A eso hay que sumarle que la entrante administración, encabezada por el priista Omar Fayad, heredará una deuda de cinco mil millones de pesos. Según el reporte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), las obligaciones financieras de Hidalgo eran de 5 mil 770 millones pesos.

Cuando Olvera recibió la administración en 2010, el endeudamiento de Hidalgo eran de cuatro mil 22 millones pesos, por lo que la deuda subió en más de mil millones.

A decir del dueño de Operadora Mersi el haber hecho a su empresa más rentable y no su cercanía con el ex gobernador de Hidalgo, le permitió ser una de las compañías consentidas de la pasada administración con millonarios contratos en obra pública que, hasta el momento, siguen siendo poco transparentes y cuyo método de selección dejaron el camino libre a la constructora del empresario que, en 2010, reunió 40 millones de pesos al entonces candidato priista Francisco Olvera.

(Con información de Nayeli Roldán, Montserrat Sánchez y Arturo Angel)

Publicado en Animal Político

Comentarios