Es Frankenstein clásico de 200 años

975
frank

TERESA MARTÍNEZ / AGENCIA REFORMA
Nuevo León

El miedo de que la tecnología rebase al ser humano parece muy reciente, pero hace 200 años surgió un clásico literario que ahora es referente en la ciencia ficción: Frankenstein o el moderno Prometeo, de la escritora Mary Shelley.
La novela apareció el primero de enero de 1818 y ahora forma un hito en la literatura de terror.
“Presenta temas que nos siguen angustiando: la muerte, los avances científicos, las posibilidades de modificar las fronteras de la biología, la trascendencia humana y qué es el hombre”, comentó el escritor Ramón López, experto en literatura.
La idea de la novela surgió dos años antes de publicarse, cuando los autores de la época Shelley, Lord Byron, John Polidori y Percy Shelley se reunieron tres días en Villa Diodati, Ginebra, en 1816.
Tras una apuesta sobre quién escribiría la mejor historia de horror, Shelley creó a Frankenstein y Polidori en el cuento El vampiro.
“Es cierto que la génesis es el horror gótico, pero Frankenstein también cae en la ciencia ficción”, define López.
“Buena parte de los escritores de ciencia ficción, que hablan de la transformación del ser humano a través de métodos biológicos y tecnológicos, toman como primer antecedente la novela de Mary Shelley.”
“La ciencia fue un interés de la época victoriana y lo valioso de Frankenstein recae en que una mujer se adentra en el tema”, explicó Susana Ruiz, catedrática de literatura en el Tec.
“En la obra también existe una reflexión sobre el prejuicio”, agregó.
“Está la reflexión filosófica sobre la humanidad, sobre quiénes somos, qué nos constituye. Nunca pensamos cómo está hecho y de qué está hecho el otro.”
“Frankenstein es testimonio de que para la segunda década del siglo XIX ya se planteaban los alcances de la tecnología, relacionados con la Ilustración y la Modernidad”, expresó el crítico literario Víctor Barrera Enderle.
“El contexto nos muestra cómo estaba cambiando el imaginario del sujeto moderno y cómo surgían miedos, así como el cambio de otros, la idea del mundo había cambiado”, agregó.
En la novela, indicó el crítico, la relación con la tecnología es más metafórica, nunca se describe el procedimiento minuciosamente, pero sí lo sugiere y eso le otorga un carácter filosófico a la obra.
Han cambiado las circunstancias, pero los miedos que inspiraron la creación del monstruo Frankenstein siguen presentes en la humanidad.

Comentarios