Frena burocracia la reconstrucción

93
frenan

 

ERNESTO NÚÑEZ / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Trámites, litigios y dificultades técnicas para demoler los edificios dañados por el sismo del 19 de septiembre han retrasado el plan de reconstrucción de la Ciudad de México.
A casi tres meses del temblor, la comisión para la reconstrucción cuantificó 6 mil 100 inmuebles con afectaciones y calculó que más de 100 mil capitalinos siguen sin vivienda.
Tan solo en las delegaciones Xochimilco, Tláhuac e Iztapalapa, se ubican más de cinco mil casas dañadas.
Además, se existen 748 edificios desocupados y catalogados como “inmuebles que representan un riesgo para la seguridad de las personas”, la mayoría de los cuales se ubican en las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Coyoacán, Iztapalapa y Tlalpan.
De los inmuebles en riesgo, 329 ya fueron valorados por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones, que determinó que 102 deben ser demolidos, 160 (de riesgo alto) pueden ser reforzados y rehabilitados, 57 (de riesgo medio) podrán ser ocupados después de contar con medidas de rehabilitación y renovación, y 10 fueron catalogados como de riesgo bajo.
En la tercera reunión de la comisión para la reconstrucción, celebrada el 13 de diciembre, las autoridades del gobierno de la ciudad reconocieron que el proceso de dictaminación y demolición de los edificios va muy lento, debido a los trámites y los procesos físicos en los lugares siniestrados.
De los 102 edificios catalogados para demolición, la Secretaría de Obras solo cuenta con el expediente de 35, de ellos, solo cinco ya fueron demolidos totalmente: Calzada del Hueso 713, Puebla 282, Puebla 280, Concepción Béistegui 1503 y Miramontes 3010.
Diez edificios se encuentran aún en procesos de demolición; otros 10 están por iniciar en cuanto concluyan los trabajos preliminares de recuperación de pertenencias y acondicionamiento del lugar, y ocho demoliciones están detenidas por investigación o amparo de los propietarios.
El secretario de Obras del gobierno de la ciudad Édgar Tungüí Rodríguez calculó que la demolición de los 102 edificios con mayor riesgo tardará por lo menos seis meses.
“Hoy estamos recibiendo cinco o seis dictámenes diarios y necesitamos 30 o 50 diarios para poder terminar con ese universo de casi 800 inmuebles en riesgo”, dijo la secretaria de Gobierno, Patricia Mercado.

Comentarios