[1]Zempoala se adelanta a pueblo mágico
El municipio que vio nacer a Omar Fayad Meneses se mantiene a la delantera para obtener el distintivo de pueblo mágico. Si la Secretaría de Turismo federal confirma a Zempoala, esta será la sexta localidad hidalguense con esa categoría.
Tras bambalinas en el reciente Tianguis Turístico celebrado en Mazatlán, Sinaloa, los #FuertesIndicios escucharon una conversación entre el gobernador y el encargado de la política turística nacional Enrique de la Madrid sobre las opciones que tiene el estado, entre estas Metztitlán.
Según Turismo, actualmente evalúan 80 opciones de todo el país. Y es que Zempoala destaca por una razón: la UNESCO dio la denominación Patrimonio de la Humanidad a los arcos del Acueducto del Padre Tembleque, sería lógico que el gobierno peñista otorgue un caramelo.

[2]Juana arma alharaca proMeade
Cuentan los #FuertesIndicios que la esposa del candidato presidencial José Antonio Meade, Juana Cuevas, quien por cierto es originaria de Tulancingo, prepara en la tierra del guajolote un mitin de alarido.
La aspirante a primera dama, dicen, realiza visitas frecuentes a la ciudad de los satélites y no precisamente de orden familiar, sino que junto con personas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se encuentra en la antesala de la primera visita oficial de su esposo como candidato.
De hecho, nos cuentan, Tulancingo es por mucho el único municipio de los 84 donde más fuerte retumba el nombre del exsecretario de Hacienda, ¿acaso será que la parentela tiene hambre de triunfo?

[3]Marte anda en Marte
Avecindados de Zimapán levantaron su inconformidad por las constantes ausencias de su alcalde. Oficios demorados, audiencias pospuestas y reclamos por el retraso en obras de alcalde no encuentran eco.
La razón: las campañas políticas. Y es que Erick Marte fue nombrado coordinador general de la campaña presidencial de la coalición Por México al Frente, una chambita más que apenas le deja tiempo para las necesidades básicas.

[4]Enfermeras en aprietos
La coordinación de enfermería del hospital general de Pachuca está en un dilema. Las tomadoras de decisiones padecen las de Caín porque no saben dónde acomodar al personal auxiliar, un nivel cada vez menos reconocido por supuesta falta de capacidad.
Una disyuntiva a la que se enfrenta la autoridad del nosocomio es que las trabajadoras, porque la mayoría son mujeres, se rehúsan a estudiar la licenciatura y es que a algunas les faltan entre cinco y seis años para jubilarse, lo mismo que duraría la carrera profesional.
A 12 años de operar el Programa de promoción por profesionalización, todavía 59 por ciento del personal de enfermería del sector salud público en México carece de licenciatura o estudios de especialización y posgrado.

Comentarios