Es muy difícil elegir al mejor futbolista del mundo. A diferencia de otros deportes, como el tenis, las estadísticas no son un factor lo suficientemente poderoso para encontentar a nadie. El gradiente de subjetividad es muy influyente, pues se considera al que consigue más títulos colectivos, así como distinciones individuales; el que juega “futbol champaña”, futbol sinfónico; el que es capaz de cambiar el rumbo del juego en un parpadeo.

A diferencia de otros años, las apuestas parecen bastante encaminadas. De concretarse los rumores, Leo Messi obtendrá su sexto Balón de Oro el día de mañana. Seguramente lo dedicará a su familia y compañeros, restándole importancia con la humildad que lo caracteriza, misma que le ayuda a maquillar su profunda timidez. Se habrá impuesto a su máximo perseguidor, Virgil van Dijk. Si bien los méritos de la Pulga son sólidos, queda la sensación de que las galas del futbol le quedan a deber a los zagueros.

No así a los guardametas, pues la premiación de París de 2019 verá el nacimiento del Trofeo Yashin dedicado al mejor portero del año. En este caso, la tendencia es más sencilla todavía: Alisson Becker tiene todo a su favor para llevarse a casa la presea debutante. A su vez, es de esperarse que Joao Felix conquiste el Trofeo Kopa entregado al mejor futbolista menor de 21 años, pues en días pasados se hizo acreedor de una distinción similar: el Golden Boy, entregado por un diario italiano.

Por supuesto, debemos mencionar que la categoría femenina para el Balón de Oro cuenta con 20 aspirantes, entre las que destacan Ada Hegerberg, delantera del Lyon y actual acreedora del premio en cuestión; Lieke Martens, estrella del FC Barcelona, y Kosovare Asllani, fichaje bomba del Real Madrid en la presente campaña. No obstante, todo parece indicar que será la norteamericana Megan Rapinoe quien se suba al podio para recibir una distinción más en el año más fructífero de su carrera.

Los galardones individuales en el balompié rara vez se libran de la polémica. El entregado por la revista France Football es considerado el más importante, pues se obtiene con el consenso de más de 200 periodistas de diferentes países que evalúan las actuaciones individuales y colectivas, la clase del jugador y su trayectoria. Si bien la controversia permite la pluralidad de ideas, no debemos perder de vista que las y los premiados son atletas de alto rendimiento cuya presencia en el deporte ha de ser celebrada y disfrutada.

Comentarios