Futuro del Conejo depende de Rodolfo Cota

723
Conejo

Ciudad de México.-

Jugar los seis meses más que le ofrece Pachuca o finalmente retirarse tras 25 años de trayectoria son las opciones que tiene Óscar el Conejo Pérez, que en gran medida dependen de Rodolfo Cota.
La conformación del grupo de porteros de los Tuzos será lo que determine si el Conejo sigue medio año más o guarda los guantes y comienza su etapa como formador o directivo en el cuadro hidalguense.

“Me han ofrecido seis meses más, pero no se ha hablado nada hasta ahorita. Mucho tiene que ver lo de Rodolfo Cota, de que se venda o no se venda y por eso todo ahorita está en stand by”, contó a Medio Tiempo.
El guardameta de 45 años se mentaliza para cualquiera de los dos escenarios, pero manifestó sentirse tranquilo porque dice estar “más allá” de cualquier incertidumbre, luego de su larga carrera.

“Si se realiza lo de los seis meses, con mucho gusto, y si no, ver qué sigue. También tengo el ofrecimiento de quedarme con la institución a trabajar”, apuntó.
Sin ofrecimientos de la MLS o de algún otro club para entrenar arqueros, el Conejo ve en Pachuca un proyecto de vida, a pesar de que el último torneo fue de los más difíciles en su carrera porque no jugó ni un minuto; el titular siempre fue Alfonso Blanco. De ahí su indecisión de continuar.
“Todavía ando indeciso, si ya uno para y se mete a la otra área o si puedo seguir, porque al final si me están ofreciendo otros seis meses quiere decir que todavía les estoy sirviendo y que todavía les estoy funcionando”, agregó.
“Me siento bien, obviamente fue un torneo diferente, un torneo atípico porque siempre había estado participando de titular, jugando todos los partidos y este no.”
Cota terminó su préstamo en Chivas, que no lo quiere comprar por 7 millones de dólares. De ahí la posibilidad de regresar a Pachuca o ser enviado a otro club, que podría ser León.

La idea en la institución hidalguense es que en caso de que Cota no vuelva, el Conejo se mantenga como el experimentado que ayude a la consolidación de Blanco.
“No ha sido fácil el cambio que de alguna manera se está dando, de ser jugador activo a dejar de serlo. Yo lo visualizaba de otra manera, pero hoy se presentó así y me he tratado de adaptar a las circunstancias”, indicó el Conejo.
“Hoy estoy más tranquilo, pero sí me gustaría hacer un partido de despedida, un partido que pueda jugar e irme”, concluyó.

  • El guardameta de 45 años se mentaliza para cualquier escenario

Comentarios