Los ojos más emblemáticos del cine francés recibieron ayer la Palma de Oro honorífica del Festival de Cannes

Cannes.- Los ojos más emblemáticos del cine francés recibieron ayer la Palma de Oro honorífica del Festival de Cannes, y lo hicieron rodeados por la polémica, debido a señalamientos que acusan a Alain Delon de homofóbico, racista y de haber abofeteado a una de sus parejas.

“Este premio de oro me lo ofrecieron por mi carrera y nada más. Y por eso estoy feliz, feliz y satisfecho”, pronunció Alain Delon en la sala Debussy de Cannes, donde lució un smoking sin moño y la camisa desabotonada.

El nacido en Sceaux, Seine, hace 83 años, ha pasado a la historia del cine gracias a películas como Gatopardo, Rocco y sus hermanos o El samurái, que además lo convirtieron en un sex symbol mundial.

“Mi carrera fue un accidente. Me fui a la guerra de Indochina a los 17 años y al volver no sabía bien qué hacer. Fueron las mujeres que me han amado las que me hicieron meterme en esta profesión y las que lucharon por mí”, pronunció emotivo antes de rememorar el consejo que le dio Michèle Cordoue, esposa de Yves Allégret, quien en 1957 lo hizo debutar con la película Quand la femme s’en mêle.

Entre anécdota y anécdota, Delon recorrió los inicios de su carrera y compartió secretos de su seductora técnica actoral.

Comentarios