Gana el crimen al ejecutar candidatos

258
candidatos

BENITO JIMÉNEZ /
AGENCIA REFORMA

Ciudad de México.- El crimen organizado se impuso en las pasadas elecciones. De 13 candidatos a alcaldías y diputaciones asesinados durante las campañas, en nueve casos sus partidos ya no figuraron en las urnas.
Solo en cuatro casos, familiares o integrantes de la fórmula de la víctima lograron ser electos.

Uno de ellos es el de José Remedios Aguirre Sánchez, aspirante de Morena a la alcaldía de Apaseo El Alto, Guanajuato, quien fue asesinado el 11 de mayo al concluir un acto de campaña.
Su esposa María del Carmen Ortiz asumió la candidatura y ganó en las urnas.

El 14 de junio, el panista Alejandro Chávez Zavala, quien buscaba reelegirse como alcalde de Taretán, Michoacán, fue asesinado cuando se dirigía a un acto proselitista. Julio, su hermano, asumió la aspiración y triunfó en las elecciones.
Adiel Zermann Miguel, candidato de (Morena-PT-PES) a la alcaldía de Tenango del Aire, Estado de México, fue asesinado y torturado el 3 de mayo. Su fórmula ganó la elección.

El otro caso es el de Emigdio López Avendaño, candidato de Morena a diputado local en Oaxaca, quien pese a ser asesinado obtuvo una victoria contundente en las urnas.
El aspirante fue ejecutado el 25 de junio junto a cuatro de sus colaboradores en una emboscada registrada en un camino de terracería en la Sierra sur del estado.
El cargo no será asumido por su suplente, Vicente Santiago Ramírez, sino por Timoteo Vásquez Cruz.

Comentarios