El gasoducto que construye la empresa TransCanada en varios puntos del territorio hidalguense fue abordado por el gobernador Omar Fayad durante entrevista con reporteros de la región de Tulancingo. Como ha sucedido con otros asuntos que tienen que ver con la inconformidad de la ciudadanía, el mandatario destacó que a quienes se manifiestan en contra hay que escucharlos. Aunque en esta ocasión se pronunció por también informarlos. Fayad expresó: “nos interesa que la gente se dé cuenta que si tenemos los gasoductos adecuados y logramos producir energía eléctrica más barata, tendremos energía más barata; que si producimos gas natural, las empresas se verán interesadas en instalarse aquí, entonces habrá más fuentes de empleo”. Fayad apuesta por, más que imponer, informar a la población sobre los eventuales beneficios y perjuicios que traería un proyecto como el del  gasoducto. Lo destacable en este caso es que el gobernador Fayad sostiene una postura muy distinta a la de su antecesor, Francisco Olvera. Fayad apuesta por informar a la población para conciliar entre sus intereses y los de los inversionistas, e incluso se ofreció como mediador. Recordemos que en Hidalgo hay una larga lista de proyectos que han sido cancelados justamente porque nadie se preocupó por informar a la población cuáles serían sus alcances y eventuales beneficios. Algunos ejemplos son las plantas de manejo y disposición de residuos tóxicos en Chapantongo y Zimapán que tuvieron que ser canceladas, o el proyecto para instalar una planta de procesamiento de jales en Epazoyucan, actualmente en curso, y que enfrenta dificultades para continuar. Si a la población se le informa adecuadamente qué alcances tendrá el proyecto del gasoducto, sus efectos, y probables beneficios, quizá pueda llevarse a cabo con cierta normalidad. De lo contrario, será una obra que desgastará tanto a la empresa, a la población y al gobierno. De filón.  No se ve en qué beneficia a la ciudadanía la administración de los parquímetros de las calles del centro de Pachuca por parte de la empresa Comuni Park. Resulta que de enero a octubre de este año la empresa obtuvo 6 millones 979 mil pesos por ganancias en la operación de los parquímetros. En contraste, la alcaldía solo obtuvo una ganancia de 957 mil pesos. ¿Puede haber un contrato más desventajoso?

Comentarios