Gasoductos,Hidalgo

Gasoductos en Hidalgo siguen detenidos

Los tramos son Tuxpan-Tula y Tula-Villa de Reyes y distribuirían gas natural a la CFE

Pachuca.- Los siete gasoductos que son construidos en el país, entre ellos los dos que cruzan por Hidalgo, están parados pese al convenio que firmó el gobierno federal con Carso, IEnova y TC Energy, empresas encargadas de la obra, reveló la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Aunque ese acuerdo logró destrabar el conflicto que mantenía la federación con las empresas por considerar que los contratos previamente firmados eran leoninos, ninguno de los proyectos se ha reactivado debido a conflictos sociales en las comunidades por las que pasan, además de conflictos derivados de trámites con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Esos gasoductos son construidos para dotar de gas natural a las terminales de la generación de energía de la paraestatal, sin embargo, a la fecha están parados.

En su análisis denominado “El ABC de los gasoductos”, la organización Mexicanos contra la Corrupción refirió que los gasoductos que cruzan por la entidad tienen un avance superior a 80 por ciento y hoy sus trabajos siguen sin avanzar.

El Tuxpan-Tula

El primero de los gasoductos que pasan por Hidalgo es el Tuxpan-Tula, que aun cuando lleva avance de 87 por ciento, está parado. La empresa que lo construye, TransCanada (Transportadora de Gas Natural de la Huasteca) suspendió la construcción debido a que la Secretaría de Energía (Sener) no había realizado la consulta con pueblos indígenas de Hidalgo y Puebla por donde pasa el ducto.

Además, MCCI reveló que la Comisión Federal de Electricidad buscaba no pagar a la constructora debido al retraso en las obras.

Ese ducto transportaría gas natural del sur de Texas con el objetivo de cubrir los requerimientos de combustible en las centrales de la CFE en Veracruz, Puebla e Hidalgo, así como las regiones centro y occidente del país.

Su longitud es de 283 kilómetros y tiene un costo de 446 millones de dólares.

El Tula-Villa de Reyes

En tanto, el segundo proyecto es el Tula-Villa de Reyes, el cual se construye para cubrir las necesidades de gas natural en las centrales de generación de la CFE en los estados de Hidalgo y San Luis Potosí, así como regiones del centro y occidente. En ese caso, el avance del proyecto es de 83 por ciento.

Ese proyecto también está a cargo de la Transportadora de Gas Natural de la Huasteca y su costo es de mil 119 millones de dólares.

Ese proyecto está suspendido luego de que en 2018 TransCanada suspendiera la instalación de tuberías por oposición de los pobladores que argumentaban que la construcción pasaba a solo 200 metros de las casas.

Además, según el reporte de la organización civil, en julio la CFE inició demandas preliminares de arbitraje en contra de las cláusulas que obligan a pagar a las constructoras en caso de retrasos en las obras por causas ajenas a la empresa.

Los otros gasoductos detenidos son el Samalayuca-Sásabe, Guaymas-El Oro, La Laguna-Aguascalientes, Villa de Reyes- Guadalajara y Sur de Texas-Tuxpan. Existe un proyecto extra, que es el ramal Tula y que no está considerado dentro del grupo de siete, debido a que se trata de un ramal.

Gasoductos,Hidalgo

Comentarios