Martín Melgoza Chávez
Juan Rubén García Lastiri

¿Sabías qué?
En el sistema penitenciario federal se eroga aproximadamente un poco más de 140 pesos diarios en mantener a un reo y solventar los gastos por salarios de los custodios, alimentos, medicinas, uniformes, energía eléctrica, combustibles, trabajos de mantenimiento de los inmuebles, materiales para la industria penitenciaria, labores educativas, artísticas, deportivas y culturales.
La investigación se realizó del estudio La transformación del sistema penitenciario federal en el apartado de “Diagnóstico”, elaborado por el investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, Guillermo Zepeda Lecuona.
Aunque el investigador advierte las disparidades en la medición con otros países, México gasta más que otras naciones como Chile, Colombia o El Salvador, que erogan 11, 7.48 y 4.85 dólares, respectivamente.
Sin embargo, la problemática del sistema penitenciario en el país se ha venido agudizando en los últimos años porque la política criminológica ha propiciado que la población penitenciaria se haya duplicado en una década, sin que los mexicanos y las mexicanas se sientan dos veces más seguros.
Al día de hoy son más de 260 mil personas las que pasarán la noche en alguno de los 389 centros penitenciarios del país. De ellos, más de 104 mil no han sido sentenciados, por lo que son inocentes ante la ley. La capacidad instalada de nuestro sistema penitenciario es de 206 mil 379 personas. Lo que significa que la mayoría de los internos está en centros sobrepoblados, en donde no existen condiciones dignas para su reclusión ni personal suficiente para vigilarlos.
Estos datos deben ponernos en alerta respecto al tratamiento legislativo que se le da a las conductas ilícitas. No es un secreto que en México durante años se ha practicado abiertamente un “populismo penal” por parte de los legisladores, los cual pretenden atender cualquier tipo de problema recurriendo al derecho penal, aumentando el número de tipos penales, incrementando las penas, etcétera. Como se ha acreditado con suficiente en experiencias de derecho comparado, limitarse a una respuesta legislativa frente al delito no disminuye la incidencia delictiva. Por eso es que los números en México no han progresado, sino probablemente todo lo contrario.¿Usted qué opina?

gasto

No votes yet.
Please wait...

Comentarios