animal

Pachuca

Vacunas, enfermedades y alimento son algunos de los gastos que deben considerar en su presupuesto quienes deciden tener una mascota.
De cada 100 hogares, 70 tienen una mascota, de dicha proporción 57 por ciento tiene perros y 19 por ciento gatos, lo que implica que deben asumir un compromiso no solo de cuidado y amor, sino también financiero.
De acuerdo con la publicación “Proteja su dinero” de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el primer gasto que realizan las y los ciudadanos para tener una mascota es la adquisición de la misma.
Para ello, las opciones son adoptar, lo cual tiene un costo de entre 250 y 300 pesos, aunado a que con ello se hace una labor social al ayudar a animales sin hogar, mientras que comprar alguna raza en especial puede representar un gasto de hasta 20 mil pesos o más.
Las y los dueños también tienen que adquirir de manera mensual alimento para sus mascotas, generalmente perros y gatos, cuyo costo oscila entre 250 y 2 mil pesos según el tamaño.
Además es importante considerar que una mascota es un ser vivo propenso a enfermedades y puede requerir consultas cuyo valor aproximado es de 300 pesos, cantidad a la que se suman costos por medicamentos u otras cosas que pueda necesitar el animal.
De manera periódica es necesario llevar a las mascotas a vacunar y desparasitar con el fin de asegurar su salud, lo que equivale a desembolsar entre 500 y mil 500 pesos al año.
Las y los dueños de animales también invierten en accesorios, tales como platos para comida, juguetes, premios, collares y correas, cuyo gasto puede ir de 700 a 4 mil pesos.
Además debe considerarse la limpieza del animal, para lo cual pueden adquirirse ciertos productos como champú y cepillo, o pagar un servicio de estética canina al menos cada mes, lo que cuesta aproximadamente 250 pesos.
Algunos dueños contratan servicios profesionales de adiestramiento, lo que puede costar hasta 700 pesos mensuales, o cuando salen de viaje pagar al menos 150 pesos por noche por una pensión donde cuiden a su mascota.
Las personas más consentidoras también gastan en spas, parques y hasta restaurantes especiales para su mascota, cuyos costos son variables de acuerdo con la zona y los diferentes servicios que existen en el mercado.
Así, agregó el organismo, tener un animal representa una gran responsabilidad y gasto que deben considerar las personas amantes de las mascotas, ya que dentro de las principales razones de abandono animal los factores económicos ocupan el tercer lugar.

Comentarios