Pachuca

Alrededor de 80 por ciento de las y los mexicanos tiene problemas a causa de la gastritis, misma que se presenta debido a la mala alimentación y estilos de vida inadecuados, que hacen que quienes la padecen tengan malestares como dolor estomacal, reflujo e indigestión.
La gastritis en el mundo médico es la inflamación de la mucosa gástrica, misma que causa irritación con presencia de manchas rojizas que además pueden contener hemorragias.
La forma más precisa de detectar esta enfermedad es mediante una exploración endoscópica, con la cual el especialista puede apreciar si la afectación es en una parte del estómago o toda la esfera gástrica.
Entre las principales causas que motivan la aparición de este mal están los malos hábitos alimenticios, el estrés, el abuso en el consumo de analgésicos como aspirina, piroxicam, indometacina, ketoprofeno, desórdenes de autoinmunidad o la infección por la bacteria Helicobacter pylori.
Los síntomas comúnmente presentados por la gastritis implican ardor o dolor en el epigastrio, aunque también puede existir náuseas, mareos y vómitos.
La gastritis puede identificarse principalmente como aguda y crónica; la primera se produce por el Helicobacter pylori que se describe como un cuadro que se presenta bruscamente con dolor epigástrico y algunas veces náuseas y vómitos. Si este cuadro no se trata con un nivel de atención de primero y segundo nivel, avanzará a gastritis crónica.
Mientras que la crónica es una inflamación del revestimiento del estómago que se presenta gradualmente y que persiste durante un tiempo considerablemente prolongado. Las hay de un mes y hasta de un año. Éstas se encuentran en tipo A y B, la segunda es la más frecuente.
La mayor parte de las gastritis mejoran rápidamente con el tratamiento, pero éste depende de la causa subyacente.
La gastritis crónica, en su mayoría, es asintomática y no provoca enfermedad significativa.
Entre las posibles complicaciones de no tratarse adecuadamente están la aparición de cáncer gástrico.

Datos

  • La gastritis aguda
    suele ser por infección por Helicobacter pylori, bacteriana, flegmonosa, micobacterias, víricas, parasitarias y fúngicas
  • De gastritis atrófica
    crónica existen la de tipo A que es autoinmunitaria, predominante en el cuerpo del estómago; y tipo B, relacionada con Helicobacter pylori, predominante en el estómago, además de química (producida por agentes antiinflamatorios, alcohol, estrés, tabaco)
  • Entre las formas
    poco frecuentes de gastritis están la linfocítica, eosinófila, por enfermedad de Crohn y sarcoidosis
  • Los tratamientos de
    gastritis suelen ser antiácidos (Almax, Urbal), reguladores de la acidez gástrica o que disminuyan la secreción y sobre todo una dieta adecuada
  • Es frecuente la
    gastritis crónica generada por abuso de estimulantes ricos en cafeína, como el café
    Muchos individuos que
    padecen gastritis crónica no presentan síntomas de este padecimiento
  • Entre los exámenes
    están el EGD (esofagogastroduodenoscopía) y biopsia
  • El paso a
    una gastritis cónica puede causar la desaparición de los pliegues (se observan los vasos sanguíneos de la submucosa); o que la pared de la mucosa se ha perdido en partes o en su totalidad
  • Debe buscarse asistencia
    médica si los síntomas de gastritis no mejoran con el tratamiento, o si se presenta vómito con sangre o deposición sanguinolentagastritis2

Comentarios