La máxima casa de estudios creó un grupo de investigación en materiales avanzados con la participación de ocho investigadores expertos; la innovación es la principal herramienta mediante la cual el equipo busca dar respuesta a diferentes problemáticas mediante el uso de materiales innovadores

Pachuca .- La necesidad de crear materiales capaces de satisfacer nuevas necesidades tecnológicas o sociales y con propiedades diferentes a las de los materiales estructurales tradicionales, ha generado un área emergente de investigación básica, llamado materiales avanzados, los cuales están dentro de todo el espectro de tipologías de materiales clasificados como: metálicos, polímeros, cerámicos, compuestos y biomateriales.

El objetivo de esa área de investigación es desarrollar productos más baratos, con mejores prestaciones, más duraderos y con mayor valor añadido. También se buscan materiales específicos con características como: propiedades mecánicas superiores, incluidas tenacidad, resistencia a la fatiga y resistencia al desgaste; materiales ligeros y sostenibles para la industria automotriz y aeroespacial, materiales para trabajar en ambientes extremos, como son altas y bajas temperaturas, ambientes muy corrosivos, así como diseño de microestructuras complejas a la carta para maximizar las prestaciones de los componentes industriales.

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) cuenta con investigadores dedicados a la geología, minería, identificación de yacimientos y su caracterización, extracción y ahora desarrollo de materiales avanzados, conocimientos que pueden innovar procesos de la actividad minera, por mencionar una de tantas aplicaciones.

En ese contexto, la máxima casa de estudios creó un grupo de investigación en materiales avanzados con la participación de ocho investigadores expertos. La innovación es la principal herramienta mediante la cual ese equipo busca dar respuesta a diferentes problemáticas mediante el uso de materiales innovadores.

Algunos de sus proyectos, por ejemplo, son materiales orgánicos para celdas solares y materiales para tratamiento de aguas residuales. Así lo expusieron en entrevista para el programa de radio “Luciérnaga”, que transmite Radio UAEH, los investigadores Eduardo Cerecedo Sáenz, Eleazar Salinas Rodríguez y Ventura Rodríguez Lugo.

Ellos forman parte del área académica de ciencia de la tierra y materiales del ICBI, así como de dicho grupo interdisciplinario que en el corto plazo se transformará en cuerpo académico bien consolidado.

“El equipo de la universidad es interdisciplinario y cuenta con especialistas en polímeros, desarrollo de celdas solares, reciclamiento de materiales; es interesante aprovechar este tipo de acciones, capitalizarlos y ponerlos de alguna forma en el desarrollo de nuevos materiales que nos permitan poner el conocimiento al alcance de la población”, dijo Ventura Rodríguez Lugo, quien está al frente del equipo.

Tan solo los investigadores Eduardo Cerecedo y Eleazar Salinas tienen 20 años trabajando alrededor de la minería y han acumulado conocimientos y experiencias para el desarrollo de nuevos materiales o materiales avanzados que aporten soluciones al sector.

Ejemplo de ello son exploración de minerales estratégicos en la entidad, reaprovechamiento de residuos como los jales y un proyecto para crear un compuesto que sirva para atrapar metales pesados en aguas contaminadas, incluso que pueda hacerse directamente en los lugares como son ríos contaminados con arsénico, un metal que afecta a 200 millones de personas a nivel mundial y que es un problema presente en la región minera de Zimapán.

Uno de los minerales con el que trabajan es la jarosita, de la familia de las alunitas, y que sirve para capturar materiales contaminantes en el agua. Otro tema importante son los jales, es decir, los depósitos de desechos de la minería asentados en Pachuca y su zona conurbada, que urge someter a un proceso de recuperación para disminuir el impacto que tienen para el medio ambiente y la salud de los habitantes.

Otra posibilidad es la generación de agrominerales con miras a generar mezclas que fortalezcan el suelo para la producción agrícola o bien la producción de una nueva generación de baterías.

Durante la entrevista, el grupo de investigación lanzó un llamado a las autoridades a respaldar este tipo de iniciativas que se desarrollan en las universidades con recursos públicos con el fin de que el conocimiento llegue efectivamente a la ciudadanía.

“Nosotros podemos llegar al material, pero ni no hay quien lo apoye, de que le sirve a la sociedad que pagó con sus impuestos estas investigaciones; debemos cerrar el círculo con el gobierno y la industria”, precisó.

Invitados

Eduardo Cerecedo Sáenz
Es ingeniero minero-metalúrgico, maestro en ciencias en geología con especialidad en minería y doctor en ciencias de los materiales, todos
los grados académicos por la Universidad Autónoma del Estado
de Hidalgo (UAEH).

Eleazar Salinas Rodríguez
Estudió ingeniería minero-metalúrgico en la UAEH; la maestría en ciencia de los materiales no ferrosa en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) en Saltillo, Coahuila; y el doctorado en ciencias químicas en la Universidad de Barcelona, donde obtuvo el reconocimiento Cum Laude en 1998.

Ventura Rodríguez Lugo
Nació en la Ciudad de México. Estudió la licenciatura y maestría en ciencias en la Universidad Nacional Autónoma de México, y el doctorado en ingeniería en materiales, el cual cursó en la Universidad Autónoma de Querétaro. Cuenta con perfil deseable del Programa para el desarrollo profesional docente (Prodep) y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel 2.

Para saber

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las 32 entidades federativas de la República cuentan con yacimientos mineros. A nivel nacional destaca la producción de 10 minerales: oro, plata, plomo, cobre, zinc, fierro, coque, azufre, barita y fluorita.

Otros minerales que en México también destacan por su volumen de producción son: molibdeno, carbón mineral, manganeso, grafito, dolomita, caolín, arena sílica, yeso, wollastonita, celestita, feldespato, sal, diatomita, sulfato de sodio y sulfato de magnesio.
Los minerales se dividen en metálicos y no metálicos. El primer grupo está compuesto por metales preciosos, como son: oro y plata. Después están los metales industriales no ferrosos, como son: plomo, cobre, y zinc; por último los metales siderúrgicos: fierro y manganeso.

Es importante mencionar algunas aplicaciones de estos últimos metales. Por ejemplo, el plomo por su resistencia a la corrosión, se emplea en la construcción y la industria química. El cobre básicamente en la fabricación de equipo eléctrico. Y el zinc que se emplea, sobre todo, en galvanización de láminas.

En cuanto a los metales siderúrgicos, el fierro se utiliza para la elaboración del cemento y fabricación del acero. Y el manganeso que forma aleaciones con el fierro, aluminio y antimonio, se utiliza básicamente para aumentar la resistencia del acero; también, se emplea en la fabricación de pilas secas, cristal, cloro y medicinas. Por cierto, Hidalgo es el productor número uno de este metal en el país.

Respecto a los minerales no metálicos, México ocupa el segundo lugar en la producción de fluorita y el quinto en barita y grafito. De sus propiedades hay que mencionar que no tienen brillo propio ni conducen electricidad.

El grupo
especialista

lanzó un llamado a las autoridades a respaldar ese tipo de iniciativas desarrolladas en las universidades con recursos públicos con el fin de que el conocimiento llegue efectivamente a la ciudadanía

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorVoces de temple
Artículo siguienteLa gobernabilidad
Laura Elizabeth Trejo
Egresada de la UAEH, reportera, hecha en este diario, a cargo del mundo de los negocios, doglover, activista de los derechos de los animales, fanática de The Beatles. e-mail: [email protected] Facebook: Laura Trejo