Fuimos a aquel lugar por alguna recomendación. Era un insólito bar con un pequeño escenario al fondo, no teníamos la menor idea de qué encontraríamos. Como las luces no se apagaban, tuvo que subir un técnico a averiguar lo que pasaba, nos daba la espalda y no atinaba a encontrar el desperfecto. Se demoraba y el público estaba impaciente. De pronto, giró sobre sus talones y su sorpresa fue tremenda cuando se dio cuenta de que todos lo mirábamos. Su boca, hasta ese momento cerrada, nos sonrió de pronto, mostrando un chimuelo que sacó la primera estruendosa carcajada del público. El espectáculo, titulado “El gabinete del doctor Güiri Güiri”, nos mostró una serie de personajes, uno más simpático que el otro, y reímos hasta que nos dolieron las costillas, la garganta, los riñones y la cabeza.

De las tablas a la radio

Aquel técnico era el Antento, personificado por Andrés García de Bustamante Caballero –nacido en la Ciudad de México, hijo de un inmigrante catalán y de una mujer potosina–. Estudió ciencias de la comunicación en la Universidad Anáhuac, sin imaginar que los espectáculos de magia que montaba al lado de su padre para entretener a su familia serían el inicio de su carrera como cómico. Su entrada a la televisión ocurrió en la unidad de televisión educativa cultural de la SEP, durante un casting en el que interpretó la rutina de Timo para ejemplificar al personaje a los aspirantes, sin imaginarse que él mismo obtendría el puesto cuando Nacho Durán, el director de la serie, lo vio.
A mediados de los años 80, su hermana Maris Bustamante montaba un espectáculo en el bar El Cuervo, en Coyoacán, y lo invitó a participar interpretando a un merolico que vendía una loción mágica: El usurpador de sombras. Alejandro Aura, escritor y dueño del lugar, apreció su talento y le dio un espectáculo a él solo. A partir de entonces, Bustamante crearía más de 200 personajes, entre los que destacan: Timo, el Antento, Ponchito, doctor Chun-Ga, Greco Morfema, el Hooligan, Pepinno Moretonni, doctor Sigmund Fraude, Johnny Petardo, Frustrado Alcántara, el Cus-Cus, el capitán Flais, Elmer-Homero, Arnold Chafas-Negger, Tijuana Jones y la parodia del expresidente Vicente Fox.

Del radio a la tele

Su entrada al Instituto Mexicano de la Radio –Imer– en el programa “Entre amigos”, conducido por Alejandro Aura, le dio la proyección necesaria para ser invitado por José Ramón Fernández a “Los protagonistas” de Italia 1990, programa deportivo que se transmitiría desde un pequeño estudio donde el Hooligan fue visto por primera vez. En la última emisión de esa temporada, el personaje, en un alarde de improvisación desenfrenada, le cortó la corbata al conductor Raúl Orvañanos y se lanzó sobre el escritorio destrozándolo.

Pantalla chica, pantalla grande

Bustamante tuvo su programa de televisión a finales de la década de 1980, “Sin tornillos”, que luego sería “El Güiri-Güiri”. Ha participado en muchos doblajes de cintas, entre las que sobresalen: “Mi villano favorito” uno y dos (2010 y 2013) haciendo la voz de Gru; y de Disney Pixar “Monsters, Inc” y “Monsters university”, interpretando a Mike Wazowski.
Llegó a tener su propio canal de televisión en cable llamado Ponchivisión, que cerró el 15 de mayo de 2004. Por si fuera poco, Andrés es autor de dos libros: ¿Y yo por qué? y ¿Y yo por qué no?, editados por Ediciones B y firmados por Ponchito.

Comentarios