Giran orden de captura a primer mexicano por caso Odebrecht

460
Odebrecht

Ciudad de México.-
Por primera vez la investigación por el caso Odebrecht desembocó en la orden de captura de un mexicano. Se trata del empresario Luis Antonio Flores, a quien la justicia peruana busca por formar parte del llamado Club de la Construcción, una organización de empresarios que se repartían contratos de obras públicas en ese país, a cambio de sobornos.
De acuerdo con el Ministerio Público de Perú, esa red de empresarios, del rubro de la construcción, habría operado de 2011 a 2014.
Ha pasado un año y en cada lugar donde se hicieron públicos los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht con funcionarios públicos se han tomado cartas en el asunto, excepto en dos países: México y Venezuela. Y en ambos, las ligas podrían alcanzar a la figura presidencial.
De acuerdo con el diario peruano La República, unas 30 empresas constructoras, nacionales y extranjeras, constituían el Club de la Construcción. A Flores Mancera lo buscan por ser el representante legal de la empresa de origen español, San Martín Contratistas Generales.
Entre las empresas investigadas se encuentran Obrainsa, Malaga, Cosapi, Graña y Montero, ICCGSA, JOHE, Grupo Plaza, Constructora San Martín, OAS, Andrade Gutiérrez, Motaengil, Queiroz Galvao, H&H Casa, entre otras.
San Martín Contratistas Generales, empresa donde el mexicano Flores Mancera es representante legal, confirmó el allanamiento en sus instalaciones a través de su página oficial.
“La empresa ha colaborado con brindar todas las facilidades del caso a las autoridades, para que lleven a cabo su diligencia y se aclaren cuanto antes los hechos.
“Nuestra empresa rechaza toda práctica anticompetitiva de cualquier naturaleza, y reafirma sus valores y compromiso con el desarrollo del país”, detalló la constructora en un comunicado.
El diario La República tuvo acceso a la base de datos de Provías e identificó a los funcionarios de ese organismo que fueron parte de los comités de licitación que otorgaron los proyectos a las millonarias obras públicas, adjudicadas a los miembros del llamado Club de los Constructores.
En México: cero detenidos

En México, el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin ha sido el único nombre que ha salido a la luz, aunque en la declaratoria de la empresa ante los tribunales estadunidenses se habló de cinco funcionarios inmiscuidos con la constructora.
A lo largo de 2017, Lozoya Austin fue solo en una ocasión a la Procuraduría General de la República (PGR), sin embargo, a pesar del número de medios que se dieron cita para registrar su llegada al edificio de Reforma, al exdirector de Pemex no se le vio entrar, ni tampoco partir.
Ese mismo día ofreció una conferencia de prensa, en la que negó las acusaciones de sobornos y anunció demandas por daño moral.

Comentarios