Pachuca

El amor debe ser valiente. René y Ricardo son los primeros esposos hidalguenses que portan sus sortijas de matrimonio; como recién casados hablaron de lo que han enfrentado para abrir brecha para la comunidad LGBT. Una campaña de verdadera inclusión y visibilidad de ese grupo son dos solicitudes que hacen para impulsar el cambio de pensamiento de la sociedad.

Ustedes son la primera pareja del mismo sexo que logra casarse en Hidalgo. ¿Cómo ha sido abrir la brecha en ese tema?

Rene: “Ha sido un logro muy satisfactorio, desde que empezamos esto nos decían que no podíamos planear la fecha ni elegir nada y era algo con lo que nosotros soñábamos. El camino fue muy largo, mucho papeleo. A veces incluso nos pidieron documentos de un día para otro y era complicado.”
Ricardo: “Nos pedían constancias de soltería, actas de nacimiento, muchos documentos para el amparo; teníamos que mover a la familia y a los amigos que fueron los que nos ayudaron. Pero sí se puede, todas las parejas ahora tienen que saber que casarse sí se puede, aunque el camino sea largo, ahora podemos tener ese derecho.”

¿Qué sigue ahora? Son la primera pareja que comienza el cambio administrativo en las instituciones

Ricardo: “Ahora debemos darnos de alta en el Seguro, no sabemos a qué nos vamos a enfrentar, qué nos van a preguntar o qué nos van a pedir. Seremos los primeros en decir: quiero afiliar a mi esposo.”

Explicó que previo a la boda, como trámite en el registro civil les hacen tomar una plática matrimonial, “la chica que nos atendió no sabía qué hacer, me preguntó si iba a casarme con otro hombre y le dije que sí y dijo ‘¿Eso ya se puede en Hidalgo?’ Tomó como 15 minutos, salió del lugar y regresó con otras dos personas, ninguna sabía qué hacer.”
René: “La boda ya pasó, pero viene todo eso, el cambio en las instituciones. El gobierno ahora tiene que responder con una campaña de verdadera inclusión, no somos solo cuatro o cinco. Somos más y estamos aquí en Hidalgo, siendo más visibles cada vez. Casarnos es un derecho que tenemos todos.”
Ricardo enfermó cuando comenzaron su relación, en el Seguro Social no le permitieron la entrada a René porque no era su pariente directo, pese a que la familia de Ricardo vive en otro estado y él era responsable de atenderlo; “tuvo que mentir para que lo dejaran entrar.
“Casarse implica estar seguros uno con el otro en todos los aspectos”, explicó René, por lo que decidieron solicitar la primera unión entre hombres, que fue resuelta a su favor.

¿Cuál sería el mensaje para la sociedad y para el gobierno?

René: “Que es momento de verdad de respaldar los derechos a los que tenemos acceso, ahora podemos hacernos visibles, podemos ir tomados de la mano a la feria y decir: es mi esposo”. René mira a Ricardo y sonríen mientras se dicen uno al otro “ahora somos esposos”.
Ricardo: “Nuestras familias y amigos nos han apoyado mucho, ha sido un momento de mucha felicidad, aún nos falta camino y ese es nuestro granito de arena que aportamos. Requerimos que en todos lados seamos respetados, sin discriminación, con todos nuestros derechos como cualquier persona.”

La aparición del Frente Nacional por la Familia, la Iglesia y otras organizaciones en contra de la homosexualidad y el matrimonio igualitario también han hecho pronunciamientos ¿Cómo hacerles frente?

René: “Esa fue la razón por la que no hicimos pública la boda, teníamos planeado invitar a medios de comunicación pero no nos fue posible, porque era nuestra seguridad y la de nuestros invitados, no queríamos nada que no nos dejara disfrutarlo”. Explicó que el hecho de hacerse notar podría generar alguna agresión o manifestación en contra, por lo que prefirieron no revelar la ubicación de la fiesta.
Ricardo: “Ellos están en contra y es respetable, pero ellos ahora deben respetarnos a nosotros. Y nosotros entre la comunidad lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual unirnos y demostrar que aquí estamos y somos personas.”
Luego de la boda, los esposos junto con la coordinadora de la campaña Matrimonio Igualitario realizarían una conferencia de prensa que fue cancelada por no contar con medidas de seguridad; los lugares en los que se realizaría cancelaron la reservación por no compartir la opinión sobre el matrimonio igualitario.
Los contrayentes indicaron que aún falta mucho por hacer, el matrimonio igualitario es el primer paso de muchos para que la sociedad tenga apertura. Su resistencia y su compromiso los han hecho fuertes para ser los primeros que en Hidalgo inician este camino que seguirán más parejas que también han solicitado el amparo.

Contexto

  • Este año,
    la presidencia de la República anunció cuatro iniciativas para reducir la discriminación a personas de la comunidad LGBT, de inmediato grupos conservadores mostraron su postura de rechazo al tema, el argumento principal es que viola los estatutos de la “familia natural”, compuesta por madre, padre e hijos

La chica que nos atendió no sabía qué hacer, me preguntó si iba a casarme con otro hombre y le dije que sí y dijo: ‘¿Eso ya se puede en Hidalgo?’ Tomó como 15 minutos, salió del lugar y regresó con otras dos personas, ninguna sabía qué hacer”

Comentarios