El gobierno estatal no ha sabido vender las bondades del reemplacamiento 2018, o al menos esa es la percepción general. Este diario publicó la semana pasada una encuesta donde preguntó a los usuarios si consideraban que el costo de reemplacar era accesible para los hidalguenses. Del total de votos, solo 12 por ciento pensó que la tarifa por el trámite era justa y adecuada para los hidalguenses. El programa Hidalguense cumplido establece que los automovilistas deben pagar mil 95 pesos por el reemplacamiento y además tienen derecho a un seguro que cuesta más de mil 500 pesos. La tarifa por reemplacar, si bien más barata que la del sexenio pasado, implica mayores beneficios para los automovilistas. El problema es que poco saben los automovilistas de esto. En entrevista con este diario Jessica Blancas Hidalgo, secretaria de Finanzas, argumentó que el programa no es recaudatorio y que, más bien, lo que se busca es construir un padrón vehicular seguro frente a la ola de robos que registra no solo Hidalgo, sino el país entero. Lo curiosos es que, sin hacer demasiado esfuerzo, el gobierno estatal ya recaudó 49 millones de pesos, producto de 37 mil trámites en apenas dos semanas. De filón. Las matemáticas, de mal en peor en México. Resulta que la prueba Planea 2017 dio pésimos resultados. Sucede que 64.5 por ciento de los estudiantes no sabe resolver problemas con fracciones o decimales, ni tampoco solucionar ecuaciones. En tanto, 33.8 por ciento de los estudiantes en ese mismo grado escolar tiene dificultades para entender textos literarios complejos.

Comentarios