En tiempos de austeridad, los gobiernos están obligados a buscar el mejor precio posible en sus compras, de modo que aprovechen al máximo el dinero público. Este principio, al parecer, era ignorado por la administración del exgobernador Francisco Olvera, cuyos funcionarios encargados de comprar material médico lo adquirieron con sobreprecio. Según una investigación efectuada por este diario, en 2016 el gobierno estatal adquirió cepillos de dientes para niños y adultos, electrólitos y placas dentobacterianas a precios que se van al doble respecto al monto que pagó el IMSS a través de las llamadas compras consolidadas, que no son otra cosa que adquirir grandes volúmenes y con ello negociar un mejor precio. Por ejemplo, la Secretaría de Salud de Hidalgo compró en marzo de 2016 a la empresa Básicos Hospitalarios Traumatológicos, originaria de la Ciudad de México, 202 mil 177 cepillos dentales para adultos en 1.86 pesos cada uno. En contraste, el IMSS, a través de compra consolidada, compró un producto similar a 98 centavos por cada pieza. ¿Por qué no se sumó el gobierno estatal a la compra consolidada del IMSS? Los recursos, evidentemente, no sobran. Entonces, ¿dónde quedó la supuesta política de austeridad de la entonces administración de Olvera? Lo paradójico del asunto es que la política de no sumarse a las compras consolidadas del IMSS sigue sin ser cambiada en esta administración. De filón. La UAEH sigue su ascenso. Ahora es una de las mejores instituciones de educación superior y media superior no solo de México y América Latina, sino del mundo. Según el ranking Times Higher Education THE Mundial 2018, la máxima casa de estudios ya se encuentra dentro del exclusivo grupo de las mejores mil 100 instituciones de educación superior del planeta.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios