Golpes de poder en Real del Monte

343
box

Mineral del Monte

El sol de la montaña le dio la bienvenida a los boxeadores. Frente a la Explanada del Minero, justo en el corazón de Mineral del Monte, se levantaba un ring, y a su alrededor más de un centenar de personas esperaban impacientes el toque de la campana.
Los chiflidos de algunos delataban el retraso. Los organizadores se movían por todos lados. El presidente de la Asociación Hidalguense de Boxeo Adolfo Contreras, con un papel en mano, anunciaba los combates. En las orillas, y en medio de la gente, varios pugilistas calentaban, más para apaciguar los nervios que para prepararse para el combate.
Una breve ceremonia de inauguración abrió el programa. El boxeador Nery el Pantera Saguilán, invitado especial del evento, no mostraba sus mejores golpes, sino sus mejores pasos al ritmo de la música. La afición aplaudía la ocurrencia, olvidando por un momento que hace unos minutos urgían a los organizadores a dar inicio a la segunda eliminatoria del Campeonato Estatal.
Al fin, los nombres de los dos pugilistas que abrirían la jornada fueron anunciados. Por la esquina roja Saúl Godínez; por la azul, Omar Castillo. Y sonó la campana. Los golpes a las caretas no se hicieron esperar, mientras abajo, los curiosos y aficionados apoyaban a uno y otro, sin saber sus nombres, identificándolos solo por el color de sus ropas.
Los jabs y uppercut les dieron a las caras de los actores principales tonos rojizos y rosados, huellas del castigo recibido. El sudor hacía que las casacas se pegaran a sus espaldas, que las caretas resbalaran hasta las cejas. Pero nada los distraía, sabedores que la mirada de los jueces estaba fija sobre ellos, un titubeo les podía costar el triunfo.
Después de tres rounds, las tarjetas dieron el veredicto. Decisión divida para la esquina roja. La mitad de los asistentes vio ganador al de la azul. Protestaron el resultado, pero se olvidaron en seguida de ello cuando otros boxeadores arribaron al ring. La misma danza, el hilillo de sangre de la nariz a la boca,
el conteo del juez.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorComparte experiencia Espinoza en seminario
Artículo siguienteEntregan estímulos del Foecah 2017
Emma Fermín
Egresada de la UAEH, reportera deportiva. Siete años en el medio, y los que faltan. E-mail: [email protected]