“Gracias gobernador. De nada gobernador”

1076
GOBERNADOR

En el primero evento del gobernador electo Omar Fayad, la simpatía no pudo faltar; como en un espejo, él y Francisco Olvera, gobernador actual, se hablaron como si ambos tuvieran el rumbo del estado en sus manos… al mismo tiempo.
La rueda de prensa comenzó casi una hora después, de inmediato todos tomaron sus lugares, las y los fotógrafos hicieron lo propio capturando el momento histórico: el primer evento con ambos gobernadores hidalguenses en la sala de gabinete.
Pronto, comenzó la ronda de preguntas y respuestas:

Omar Fayad: Permítame responder, señor gobernador.
Francisco Olvera: Por supuesto señor gobernador.

Fueron diálogos recurrentes por el protocolo que marcaba el evento, donde ambos se llamaban por su cargo al frente de la administración, sin la cercanía de dos priistas que llevan años en el escenario público y que además sabemos: podrían ser hasta amigos.
Omar Fayad llegó con su termo dorado, de cuando en cuando bebía el líquido de ese recipiente, ¿será café? ¿Será agua o alguna otra bebida energética para rendir el día?
Asistió con una corbata en tonos rojos; parlanchín y muy sociable como en todas sus entrevistas, saludó a los compañeros de la prensa ya que su carrera le ha permitido conocerlos.
Francisco Olvera llegó con un traje oscuro, con una actitud más sobria, de inmediato tomó el micrófono para hablar, luego lo cedió a Fayad como si al mismo tiempo cediera la estafeta de gobierno por los próximos seis años.
Durante las preguntas, el director de un medio de comunicación local cuestionó: ¿Habrá una comisión para revisar los supuestos desvíos de recursos de la administración de Olvera?
Los dos se miraron, parecían no dar crédito a la pregunta, Olvera tamborileó los dedos en la mesa mientras veía un anillo en su mano, Fayad rápidamente cogió el micrófono y explicó que en una reunión Olvera dijo que nadie estaba fuera de la ley y si hay responsables pagarán el delito.

Omar Fayad: Me disculpará la indiscreción, gobernador.
Francisco Olvera: Adelante, gobernador.

Contestaron rápidamente y así terminó el primer encuentro público de ambos con la prensa, cámaras nacionales y locales registraron el momento para la posteridad.

 

Comentarios