El pasado 18 de marzo el mundo musical se conmocionó con la siguiente noticia: Chuck Berry falleció. Así es, el hombre, el mito, la leyenda, el patriarca del rock & roll partió a un plano existencial más pleno donde seguro continuará enalteciendo su efigie. Y aunque ha pasado una semana de su deceso, es necesario hacer un breve homenaje con el fin de que los escuchas más jóvenes conozcan su obra.
“¿Quién fue Chuck Berry?”, preguntó un sobrino al escuchar la noticia. “El tipo que lo inició todo”, le contesté. Efectivamente, el hombre nacido en San Luis, Misuri, fue el responsable de esta maravilla llamada rock & roll; de aquella frase lapidaria de Frank Sinatra diciendo que “el rock no duraría ni cinco años”; de que John, Paul, George y Ringo fueran más grandes que Jesús; de que Mick, Keith, Ron y Charlie no consiguieran satisfacción, de que Ozzy se sintiera paranoico y así un largo etcétera que seguirá constituyendo su legado.
Pero la cosa no queda ahí, ya que cuántos de nosotros no hemos bailado, reído, llorado o salvado al mundo con alguna de sus melodías. Si no me creen pregúntenle a Marty McFly, quien con su cover de “Johnny B Goode” logró que una versión joven de sus padres confirmara su amor al tiempo que salvó su propio pellejo, el del doc Brown y todavía se dio el lujo de regresar a su amado 1985.
O qué tal cuando ese entrañable rufián llamado Vincent Vega (casi casi el gemelo de John Travolta) cuidó de la esposa del patrón, la incisiva exactriz Mia Wallace, llevándola a un restaurante temático de las décadas de 1950 y 1960, pidieron malteadas de más de 10 dólares y, al ritmo de la genial “You can never tell”, ganaron un cotorro concurso de baile. Ni Tarantino lo hubiera hecho mejor.
Y qué les parece el sazón de “Back in the USA” a la que cuatro mocosos de Liverpool le hicieron su propia versión, con menos swing pero con un acento más mamón, titulada “Back in the USSR”: toda una anécdota, sin duda. Y finalmente, pero no por ello significa que solo valgan la pena cuatro temas, tenemos “Good boys”, la cual pasará a la historia como el último gran tema del maestro antes de tocar rock & roll con San Pedro, San Lázaro, Satanás, Buda, Alá y cuanta deidad se deje.
Pues bien, ¿quién fue Chuck Berry? Simple y sencillo, es uno de los patriarcas de todos aquellos que amamos, tocamos, escribimos, soñamos y alimentamos el alma con la música. Gracias por todo, Chuck. Gracias por todo.

@Lucasvselmundo
[email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorFirman constructores convenio con Contraloría
Artículo siguienteInversión en inteligencia
Licenciado en ciencias de la comunicación y maestrante en ciencias sociales. Reportero ocasional y columnista vocacional. Ayatola del rock n’ rolla. Amante de la cultura pop, en especial lo que refiere a la música, el cine y los cómics. Si no lo ve o lo lee, entonces lo escucha. Runner amateur, catador profesional de alitas.