Adolfo Pontigo indicó que en 2020 culminará la edificación de la Torre de Posgrado

Pachuca.- Al entregar 594 títulos y cédulas profesionales a través de una ceremonia, el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Adolfo Pontigo Loyola aseguró que la máxima grandeza de esa institución educativa está en sus egresados.

Recalcó que el prestigio de la Autónoma de Hidalgo se ha forjado con el éxito de sus egresados y de cada uno de los miembros de la comunidad universitaria. Otro de sus triunfos, subrayó, es que en los últimos 30 años la máxima casa de estudios de la entidad ha tomado partida rigurosa en la planeación de sus proyectos a corto, mediano y largo plazo.

Durante el acto protocolario celebrado en el Salón Universitario, Pontigo Loyola afirmó que la UAEH está a la altura para que egresados garza del nivel superior den el siguiente paso al cursar uno de los 58 posgrados que ofrecerá la torre que es edificada en la Ciudad del Conocimiento.

“En marzo de 2020 se culminará la Torre de Posgrado, que será uno de los edificios más emblemáticos de la entidad y la capital, no solo por sus dimensiones, sino porque ahí se dará la oportunidad a 6 mil de ustedes en inmejorables condiciones en cuanto a infraestructura, un espacio más que digno para que puedan continuar esas metas que seguramente se han trazado”, manifestó.

El primer universitario indicó que la alma mater hidalguense ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer una educación de calidad a sus estudiantes por medio de la habilitación de docentes, la construcción de los laboratorios de ciencias básicas en la Preparatoria uno, los centros de servicios académicos y de simulación en el área de ciencias de la salud, entre otros.

“Esto no sería posible sin el complemento de recursos propios autogenerados por un espléndido Patronato, que preside Gerardo Sosa Castelán, quien comprometidamente dirige en aras de fortalecer proyectos como los que he mencionado”, comentó.

Enfatizó que la grandeza de la UAEH es innegable, pues es el fruto del trabajo de 150 años, que dan testimonio y la acreditan. Comentó que a pesar de librar embates para mantener intactos los derechos de la Autónoma de Hidalgo y, por ende, el progreso del estado, la razón por la que se ha mantenido inamovible es el respeto y una seguridad profunda respecto al significado de la vida académica universitaria.

“Ustedes serán por siempre universitarios y nadie puede negar su grandeza. Los invito a que retribuyan el regalo de su formación con el ejercicio correcto de sus profesiones, siempre valientes y afanosos en los momentos más adversos, siempre solícitos. Por ello, no solo honrarán a sus familias, sino a esta, que es la casa de todos ustedes, el lugar donde se forman mentes libres para tener instituciones fuertes”, expresó Adolfo Pontigo.

Diana Laura Pérez Cerón, egresada de la licenciatura en administración con promedio de 9.95, reconoció a su alma mater por brindarle la oportunidad de formarse para lograr su meta: el grado universitario. Asimismo, se mostró congratulada con quienes la acompañaron en ese camino.

“Pertenecemos a una generación que se formó en una universidad de calidad, que tiene reconocimiento internacional, ha creado patentes científicas y en este tiempo hemos notado su crecimiento en infraestructura. La universidad se guía por su Plan de Desarrollo Institucional (PDI); sabemos que tiene metas viables”, afirmó.

Durante la ceremonia institucional fue entregado el documento que acredita la culminación de sus estudios a egresados de los institutos de Ciencias Económico Administrativas (ICEA), de Ciencias Agropecuarias (ICAp) y de Ciencias de la Salud (ICSa), así como de las escuelas superiores de Atotonilco de Tula (ESAT) y de Tepeji del Río (ESTe).

El acto también fue presidido por el director de administración escolar Julio César Leines Medécigo, así como directores de escuelas e institutos de la máxima casa de estudios de la entidad. Además, fue amenizado por la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH).

  • El acto, en el que 594 jóvenes recibieron el documento que acredita la culminación de sus estudios de nivel superior, fue amenizado por la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo

Esto no sería posible sin el complemento de recursos propios autogenerados por un espléndido Patronato, que preside Gerardo Sosa Castelán

Comentarios