Grupo universidad, vitamina para la democracia

731
Logo Ala Independiente de Hidalgo

En Hidalgo el éxito que no provenga de grupos afines al partido de Estado es cosa prohibida y hasta penada. Los alcances del denominado grupo universidad se basan en su tejido, compuesto por personas preparadas que son la parte pensante del estado que durante 35 años han revolucionado el sistema educativo medio superior y superior de la entidad. La Constitución mexicana otorga a cualquier ciudadano la garantía de ejercer sus derechos político electorales, bajo esa premisa los integrantes del colectivo universitario ponen en práctica principios que favorezcan el desarrollo de la sociedad. El movimiento intelectual que surgió en la década de 1980 con un propósito de transformación cultural, educativa y social, cobra vigencia hoy más que nunca, en un contexto en el que está en juego el futuro de Hidalgo. Gerardo Fernández Noroña, diputado federal del Partido del Trabajo, reconoció ayer durante su visita a Tulancingo al grupo universidad por la labor que ha realizado para abrir las puertas a la democracia en Hidalgo. El legislador explicó que ese círculo fue fundamental para que ocurriera la alternancia en la entidad, en 2018 durante la renovación de la legislatura local, por lo que confió en que la población siga adelante con un cambio de visión de los asuntos públicos. El grupo universidad no es producto de la casualidad, tampoco es un grupo de sexenio, es una sociedad bien establecida, leal, que sabe planear y que sus principios están en la convicción de entregar resultados al estado de Hidalgo. Sin lugar a dudas este esfuerzo tendrá el reconocimiento social en las urnas el 18 de octubre, a pesar del vergonzoso papel que han jugado los poderes fácticos envueltos en papel periódico. De filón. La candidata a regidora por Actopan Carlynn Houghton exigió al Congreso del estado sea aprobada la Ley Olimpia, luego que este fin de semana se filtraran fotografías íntimas suyas. Basta de violencia política de género, basta de violencia contras las mujeres. A menos de un año para que termine su gestión, la 64 Legislatura tiene una larga, ¡muy larga!, lista de pendientes.

Comentarios