El doctor Alberto Enrique Rojas Martínez, profesor investigador del laboratorio de ecología de poblaciones del Centro de Investigaciones Biológicas, ICBI/UAEH, es el autor de Guía de los mamíferos de la reserva de la biosfera barranca de Metztitlán, Hidalgo, México, libro publicado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. En su obra brinda orientaciones importantes para comprender la importancia que tiene la presencia de los mamíferos en la zona estudiada y advierte sobre la necesidad de respetar la vida de los animales para conservar el equilibrio de la naturaleza. Sobre ese interesante fenómeno, el doctor Rojas comenta aspectos como los siguientes.

Mamíferos de la reserva de la biosfera barranca de Metztitlán

La reserva de Metztitlán tiene una gran importancia para la conservación de la riqueza de mamíferos ante el evidente deterioro del entorno natural causado por el incremento de las actividades humanas (agricultura y ganadería) y sus asentamientos. Esas actividades entran en conflicto directo con los animales, pues alteran o destruyen los principales tipos de vegetación que les dan sustento, tales como el matorral crasicaule y submontano, así como el bosque tropical caducifolio.
En la reserva de Metztitlán existen grandes carnívoros como los pumas, estos animales son los que tienen problemas más críticos de conservación debido a que son los primeros que resienten los conflictos con los habitantes de la reserva y varios de ellos están en riesgo de ser eliminados. Lo anterior es una consecuencia directa de la necesidad de territorios extensos y poco alterados para sobrevivir, con animales medianos suficientes que puedan consumir; sin embargo, la presencia humana reduce cada vez más estas condiciones. La situación anterior se agrava porque ese tipo de animales son cazados por gusto o porque son considerados indeseados debido a que pueden alimentarse de animales domésticos. Entre los mamíferos grandes que viven en la reserva de la biosfera barranca de Metztitlán y están considerados como vulnerables a la extinción, están el yaguarundí (herpailurus yagouaroundi) y el puma concolor.
El orden más diversificado en la reserva es el de los murciélagos (chiroptera 45.33 por ciento de las especies), seguido por los roedores (rodentia 28 por ciento) y los carnívoros (carnivora 18.7 por ciento). Igualmente es sobresaliente la riqueza de carnívoros, pues en su territorio habitan 14 (73.7 por ciento) de las 19 especies reconocidas en Hidalgo.

Estado de conservación

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-059-ECOL-2010, 38.25 por ciento de la mastofauna de la reserva de la biosfera barranca de Metztitlán está considerada bajo algún estado de conservación delicado; las razones por las que fueron incluidas en categorías de riesgo son diversas.
Localmente existen diferentes amenazas para los mamíferos de la reserva que, directa o indirectamente, son consecuencia de las actividades humanas. La principal amenaza para todas las especies es la ganadería, que debe ser considerada una actividad adversa para la biodiversidad.
El ganado representa una amenaza directa porque al pastar libremente compite por el alimento con especies herbívoras como los conejos, liebres y venados cola blanca (odocoileus virginianus), que se convirtieron en especie rara dentro de la reserva. Indirectamente también ocasiona conflictos entre habitantes de la reserva y carnívoros silvestres, debido a que estos últimos pueden alimentarse de especies domésticas (chivos principalmente) y como consecuencia son perseguidos y sacrificados.
Finalmente, la fragmentación y la destrucción del hábitat son la principal razón que amenaza la existencia de cuatro especies de felinos (puma, tigrillo, lince y yaguarundí).
Para los murciélagos el principal peligro radica en la agresión de las personas que suelen confundir a las especies inofensivas con los vampiros (desmodus rotundus y diphylla ecaudata), únicas que se alimentan de la sangre del ganado en la reserva. Con frecuencia, los refugios de los murciélagos son alterados, lo que afecta a miles de ellos que necesitan refugiarse.
En la guía son incluidas especies amenazadas como el puercoespín, el yaguarundí y tres especies de murciélagos polinizadores, una ardilla bajo protección especial y el tigrillo, considerado en peligro de extinción; 26.48 por ciento de las especies (18) están incluidas bajo alguna categoría cinegética, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (2010); está prohibida permanentemente la cacería de las especies que están en la categoría de peligro de extinción.
Guía de los mamíferos de la reserva de la biosfera barranca de Metztitlán, Hidalgo, México puede consultarse en las bibliotecas de la Autónoma de Hidalgo.
Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]

mamíferos

En el texto son incluidas especies amenazadas como el puercoespín, el yaguarundí y tres especies de murciélagos polinizadores, una ardilla bajo protección especial y el tigrillo, considerado en peligro de extinción

 

Comentarios