Nacido en la Bella Airosa hace 45 años, egresó como licenciado en derecho del Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo

Pachuca.- “No albergo temores de concitar enemistades en el cumplimiento de mi responsabilidad”, dice Alejandro Habib Nicolás, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH).

Fundamenta: “En todos los casos, siempre nos hemos ajustado a derecho. No hay otra norma de conducta institucional ni intereses ningunos que nos permitan desviarnos”.

No evade cuestionamientos. Sus respuestas son casi inmediatas, tras un largo transcurrir en diversos encargos, de los que cita: “Acatar las leyes es guía invariable”.

Buen carácter, accesible, propenso a las sonrisas. Su personalidad no ha cambiado con una añeja referencia a hace más de 15 años en que por vez primera se platicó con él, en el tranquilo entorno del restaurante Noriega, en el centro de Pachuca, hoy fuera de servicio.

Y como aquella vez, hoy bebe café a pausas y se deja atrapar, cuidadosamente, por panecillos. Lleva la cuenta. Se diría: ni uno más ni uno menos.

Le acompaña Óscar de la Vega, director general de administración y finanzas de la comisión. Un experto en lo suyo, y en otras comisiones semejantes, lo que ha demostrado a lo largo de los años.

Habib Nicolás, nacido en la Bella Airosa hace 45 años; primaria y secundaria las estudió en el Colegio de las Rosas, prestigiado plantel de Actopan; bachillerato, tres semestres en la José Ibarra Olivares y los últimos tres en la Preparatoria uno.

Egresó como licenciado en derecho del Instituto de Ciencias Sociales
(ICSo) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Su titulación fue automática: 9.1 de promedio; antes, en bachillerato logró 9.38, en secundaria 9.9 y en primaria 10. Pertenece a la generación 1990-1994. Apegado al estudio.

Abogado, ¿por qué? “Por vocación; enamorado de mi profesión. Y sí, he litigado, cuando fui coordinador jurídico del gobierno estatal”.

Trae a la mesa nombres de algunos compañeros: Luis Baños, Adrián Vargas, María de los Ángeles Eguiluz, Juan Batres y Jerusalén Kuri; y cita a estudiantes destacados: Guillermo Galán, Gonzalo Trejo y Raymundo Ordóñez. Maestros: Raúl Arroyo, Leonardo Ramírez, no hace mucho desaparecido, y Alberto Jaén Olivas.

Terminó su carrera a los 21 años. Fue catedrático en introducción al estudio del derecho y en administración pública en La Salle.

“Me dejé la barba para no verme demasiado juvenil”, acota en tanto se pasa la palma de la mano derecha por la mejilla, en donde se adivina abundante capa capilar.

Alude a cambios sustanciales en la UAEH. “Puntualizaría dos puntos: academia e infraestructura, con sustanciales avances. Antes eran dos carreras en ICSHu (Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades): derecho y administración pública; hoy hay 10”.

Y, asimismo, hace una reflexión sobre la autonomía. “Ahora yo presido un órgano autónomo constitucional. En la universidad no puede ser vulnerada la libertad de cátedra ni su autogobierno. No hay que olvidar que parte de su patrimonio se integra con recursos públicos, de ahí la obligación de observar las reglas del sistema, siempre y cuando no se atente contra el principio de autonomía universitaria.

“Mi criterio como abogado es que las universidades sí son sujetas del Sistema Nacional Anticorrupción, independiente de la libertad de investigación y expresión.”

En intervalo, por la inmediatez del tema, se refiere a las reformas para ampliar el número de delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.

“Hay que ser muy cuidadosos y no caer en excesos. Algo así ocurrió con el arraigo domiciliario con el riesgo de que se incida en la transgresión a los derechos humanos de los presuntos responsables. Llevará, desde luego, a modificaciones en la operatividad de jueces y ministerios públicos.

“En la prisión preventiva oficiosa se identifica al presunto culpable o inocente hasta llegar a un veredicto: sentencia, y se puede advertir que se producen daños morales a su persona.”

En 1988 trabajó en lo que era la Junta Federal Electoral, actuando como sellador, y su primera incursión en el servicio público fue en la fundación del Instituto Federal Electoral (IFE).

De su participación en política no escabulle el comentario: “Soy apartidista, hasta hace nueve años fui priista”.

Arribó al Poder Judicial y estuvo un año de meritorio en el juzgado tercero civil de Pachuca. En noviembre de 1992 fue secretario de acuerdos auxiliar del juzgado primero familiar, también en la capital hidalguense.

Habib Nicolás,derechos humanos

“¿Y con qué gobernadores le ha tocado participar?” Estira las piernas, atisba los panecillos y el recato se impone. “Siete, siete administraciones: Adolfo Lugo Verduzco, Jesús Murillo, Humberto Lugo, Manuel Ángel Núñez, Miguel Osorio, Francisco Olvera y Omar Fayad”, responde.

Sabe de la historia de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo y que Estela Rojas de Soto fue la primera presidenta.

“En ese entonces, el DIF Hidalgo, que presidía Alejandra Mora, esposa de don Adolfo (Lugo Verduzco), se encontraba en la avenida Juárez, en donde hoy se ubica la CDHEH.”

Comenta de lo suyo, de su padre Tufic Habib Karam, magistrado jubilado del Poder Judicial, nueve años fue juez penal y 12, magistrado de la sala penal.

“Es muy grato que en el ámbito familiar haya coincidencias; se solidifica la convivencia.”

Habib Nicolás, relata de sus avances. “Fui secretario de acuerdos
de los juzgados primero y segundo
civil de Pachuca, y secretario particular del entonces procurador Omar Fayad y también encargado de la subdirección de averiguaciones previas, y después, director de averiguaciones previas con César Vieyra Salgado. En seis meses cerca de 38 mil averiguaciones se solventaron”.

Con Núñez Soto, procurador fiscal y el Congreso local lo nombró subprocurador de asuntos electorales. “Primera vez acudí a la Cámara, con el respaldo de Barras y Colegios de Abogados”.

“¿Preocupado, nervioso, expectante de lo que pudiera pasar?”

“Nunca me he puesto nervioso; siempre seguro de mí mismo.”

Salió de la subprocuraduría y fungió como abogado de la campaña de Miguel Osorio por la diputación federal y, en igual encargo, en la búsqueda de la gubernatura del mismo Osorio.

Tuvo otro encargo durante cinco años: coordinador general jurídico y de ahí salió, a proposición de todos los partidos, a ser magistrado electoral. Eso le significó su segunda recurrencia al Congreso.

Fue, asimismo, titular del tribunal electoral, único por todos los partidos. “Éramos cuatro magistrados electorales: Marta Martínez Guarneros, presidenta de la sala Toluca; Ricardo César González Baños, hoy fiscal Anticorrupción; Fabián Hernández, quien fue consejero electoral del IEE (Instituto Estatal Electoral), y yo.

“Conocimos de la elección de gobernador: Francisco Olvera y Xóchitl Gálvez, de dos diputados locales y una de alcalde.


Con satisfacción manifiesta dice: “Terminamos con 100 por ciento de efectividad; nada se nos revocó”.

De sus formas de actuar, apunta: “Soy exigente; lo de hoy, es para hoy. Pero también sé escuchar. No me considero explosivo ni que me altere, pero lo que se debe hacer se cumplimenta en tiempo y forma; en eso no cedo. Hacerlo iría contra mi forma de ser”.

Es un mediodía soleado, acaso con finos vientos. Se infiere que está a gusto. Se acompaña de una presencia de serenidad. Luce cómodo. Gusta de los sacos sport.

“Y me regresé dos años a mi notaría, la 22 de Pachuca, con 15 años de fungir como tal.”

No se apartó de los aconteceres, si acaso dando el paso a lo mucho que le gusta el cine, aunque rehúye filmes violentos (contrario al señor De la Vega) apartados de la realidad, tal vez sí de inclinación a lo romántico y argumentos estructurados sobre ostensibles sentimientos, hasta qué… “me inscribí para participar y buscar ser presidente de la CDHEH… fuimos siete. Todos dignos colegas. Los diputados les formularon entre tres y cuatro preguntas; a mí fueron 18.

“De los siete aspirantes se emitió un dictamen en que se determinó una dupla sometida a votación, entre Tania Meza, a quien le reiteré mi respeto, y yo. Obtuve 26 votos; ella, cuatro. A mi favor de todas las fuerzas políticas en el Congreso. El cargo, por cinco años: primero de octubre de 2018 a 30 de septiembre de 2023. No hay reelección.”

Timbra su celular; observa y difiere la llamada. Ve a su interlocutor, en espera de cuestionamientos.

“¿Alcoholímetro?”
“En Pachuca y Mineral de la Reforma habrá permanentes visitadores para que no se vulneren derechos de conductores. No se permiten arreglos, dádivas ni coacciones.

“Se atienden, en lo general, a quienes sean procesados y sentenciados. En los Ceresos (centros de reinserción social) prevalece la supresión de derechos electorales.

“Cuando se trata de violaciones graves a derechos humanos se emite una recomendación específica, esta puede ser dirigida ante la comisión nacional. La autoridad a la que se le remite tiene 10 días hábiles para aceptarla, y si no, se le da vistas al Congreso, quien cita al servidor público recomendado para que aclare y justifique su negativa.

“Desde el primero de octubre he emitido cinco recomendaciones específicas y dos generales variadas. Las instancias que más se presentan son Seguridad Pública estatal y municipal.

“Recomendamos en algunos casos el inicio de procedimientos administrativos que pueden derivar hasta en una inhabilitación, independiente de procedimientos penales.

“Para mí, algo muy importante –enfatiza Habib Nicolás– es que todos los hidalguenses conozcan sus derechos humanos y que la comisión es la instancia para protegerlos y defenderlos.

“Nosotros no conocemos de asuntos jurisdiccionales, porque los resuelve un juez, ni laborales ni electorales.

“Laboral sí, cuando se trata de acoso o discriminación. En escuelas particulares, temas de discriminación que puedan ser incluidos por bullying o violencia escolar.”

La CDHEH, que encabeza Habib Nicolás, dispone este año de un presupuesto de 39 millones de pesos, más ocho millones adicionales por aumento de cobertura.

El presidente estipula: “Hay nueve visitadurías y va a haber tres más. Lo ideal sería que fueran 17, una por cada distrito judicial. No es promoción personal.

“¿En qué radica la fuerza de las recomendaciones? En la publicidad. Cuando hay una violación grave a derechos humanos se difunde, lo expongo. Y a lo mejor con eso las partes llegan a una amigable composición.

“Siempre hay un riesgo latente; si se toman medidas de seguridad y prevención, se disminuyen los riesgos.”

Toca asunto escolar. “Hay estados que cuentan con reglamentos para paseos, excursiones, visitas fuera del plantel escolar para fines, culturales artísticos y deportivos, pero en nuestro caso deben ser aplicables en beneficio de decenas, cientos de pequeñitos. Es parte de su protección”.

Habib Nicolás,derechos humanos

Ahora yo presido un órgano autónomo constitucional. En la universidad no puede ser vulnerada la libertad de cátedra ni su autogobierno…
Mi criterio como abogado es que las universidades sí son sujetas del Sistema Nacional Anticorrupción

Comentarios