Alrededor de 150 familias de la colonia 16 de Enero dependen de la actividad económica del lugar

Tula.- Alrededor de 150 familias y vecinos de la colonia 16 de Enero en Tula, conocida como El Tesoro, fueron seriamente afectados por el cierre de la zona arqueológica.

Los habitantes informaron que la mayoría de los que viven en esa localidad dependen directamente de la actividad económica derivada de la zona turística.

Por ello, tras una asamblea comunitaria decidieron conformar el movimiento de afectados de la Zona Arqueológica de Tula por la contingencia ante el Covid-19, el cual está integrado por todas las personas que han sufrido por el cierre del antiguo sitio ceremonial desde hace una semana y hasta que termine la crisis sanitaria.

“Comprendemos que es una medida preventiva tomada a nivel nacional, pero dicha medida afecta de manera devastadora a la economía de las más de 150 familias que dependemos del sitio turístico”, informaron.

Detallaron que aproximadamente el 70 por ciento de los habitantes de El Tesoro dependen directamente de la actividad económica que genera dicho espacio.

“Queremos hacer énfasis en que nuestra comunidad es la única del municipio de Tula en la lista de comunidades de muy alta marginación dentro del catálogo de Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social). Por lo cual este movimiento que conformamos buscará acceder a los fondos que se han dispuesto para atender este desastre biológico y sus consecuencias.

” Mencionaron que entre los afectados están productores y vendedores de artesanías de piedra, barro, madera, tejidos y bordados, así como vendedores de fruta, bebidas y los prestadores de servicios turísticos.

[/privado]

Comentarios