Hay una especie de fijación del presidente Enrique Peña Nieto contra los medios de comunicación que, considera, no hablan bien de México.
Ayer, en su enésima gira de trabajo por el Estado de México, específicamente en el municipio de Villa Victoria, donde entregó dos obras –una pista de canotaje y una plaza–el presidente pidió hablar bien del país y no andar buscando “prietitos en el arroz”.
Dice que hay buenas noticias, por las cuales debe ser conocida la nación. “Hay que darnos a conocer, hay que significarnos y hay que significarnos por las buenas noticias. A veces las malas noticias son las que proyectan a México; a veces esos prietitos que pasan en todas partes del mundo, son de las que o dan motivo para que se hable de México. Hoy hay que buscar buenos motivos para que en el mundo entero se hable de México y se conozca mejor a México”, acotó.
Con la entrega de la pista de remo y canotaje de esa localidad mexiquense y la plaza Estado de México “María Guadalupe González Romero”, bautizada así en honor de la medallista olímpica de plata de Río 2016, Peña Nieto sostuvo que su administración dedica “un esfuerzo muy particular que vale la pena destacar, que es el dedicado a la niñez y juventud de nuestro país.
“Hoy –acotó– estamos pensando en ellos, no porque sean del mañana, son nuestro presente y el mañana dependerá de lo mucho que hagamos hoy por ellos. Por eso, todo lo que venimos edificando.”
Y recurrió a la comparación para demostrar que su gobierno trabaja: “comparado todo el sexenio anterior con lo que llevamos invertido en estos primeros cuatro años, la inversión en infraestructura deportiva ha crecido 22 por ciento”.
Además, con el tema de la Fórmula Uno y su resultado positivo, el domingo pasado sostuvo que “hoy hay que buscar buenos motivos para que en el mundo entero se hable de México y se conozca mejor a México. Esto es lo que el gobierno de la República ha venido impulsando, lo hacemos para atraer mayor número de turistas a nuestro país”.
Bueno, hasta el desfile del Día de Muertos que por primera vez se realizó en la Ciudad de México, que llevó el tema de la película de James Bond, lo asumió Peña Nieto como un logro que debe presumirse.
¿Se habla mal de México en el extranjero? Salvo algunos medios y mexicanos que andan por esos rumbos apoyados por quién sabe qué intereses que les cubren los viajes todo pagado para plantarse en los sitios que visita Peña Nieto en giras de trabajo, y gritarle lindeza y media, de México se habla bien.
Y se habla bien de México, tanto que el número de visitantes extranjeros ha crecido exponencialmente. Se prevé que, al cierre de 2016, más de 30 millones de turistas internacionales hayan visitado diversos puntos de la República mexicana.
No, no se habla mal de México. Se habla mal del gobierno mexicano, de la administración de Enrique Peña Nieto, de la galopante corrupción en la administración pública, de los gobernadores ladrones, de los hoy exgobernadores Javier Duarte de Ochoa, César Horacio Duarte Jáquez, Roberto Borge y Guillermo Padrés Elías.
Se habla mal de estos patriotas que se hicieron multimillonarios bajo el amparo del poder público y que han dado la pauta para que el PRI pierda el poder en 2018.
No todos los mexicanos tienen una Casa Blanca ni una en Malinalco y menos en las Lomas de Chapultepec. Los mexicanos no tenemos los recursos de estos prohombres del poder que ocupan los altos cargos públicos y no conocen el término austeridad.
No, señor presidente. No se habla mal de México y los prietitos en el arroz suelen ser el arroz completo cuando se duda de la honestidad de la clase política que gobierna a México, que ha hecho de México un botín, el estanco personal.
No, señor presidente, no se habla mal de México. Se habla mal de su gobierno y de los gobernantes que llegaron al poder por el voto popular pero lo traicionaron y se alzaron con las alforjas repletas. A esos canallas, señor presidente, es a los que debe usted reclamar por haber llevado al país y a su administración a escenarios de verdaderos ladrones. Yo hablo bien de México, no de sus gobernantes. Conste.

[email protected]
www.entresemana.mx
@msanchezlimon

Comentarios