Habrá inspección y diagnóstico en condiciones de Ceresos: SSPH

501
cereso

Pachuca

A causa del motín presentado en el centro de reinserción social (Cereso) de Tula se empleará un análisis de las condiciones en las que se encuentran los diferentes centros penitenciarios a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), manifestó el titular de esa dependencia, Mauricio Delmar Saavedra.
El funcionario refirió que planea hacerse un análisis y verificar las condiciones en las que están los Ceresos con el fin de solucionar problemas y cuestiones que pueden ir desde abuso de autoridad hasta actos de corrupción, como mencionaron internos partícipes en el motín en Tula.
“Se van a checar en qué condiciones se encuentran los 12 Ceresos, desde la alimentación, seguridad, los elementos penitenciarios”, expuso Delmar Saavedra.
El secretario manifestó que solo participaron 11 internos de una población que sobrepasa los 500, por lo que se considera un caso aislado, sin embargo abundó que tomarán cartas en el asunto.
“Hubo ciertos avistamientos de la problemática en esa área y se va a trabajar para hacer un diagnóstico puntual y ver cuáles son las soluciones a corto, mediano y largo plazo”, indicó respecto a los reclamos de los internos.
Tras el incidente, el funcionario detalló que no existió la necesidad de usar la fuerza para ingresar al área de máxima seguridad en donde se encontraban esos internos, pues a medida de platicar y negociar con ellos es como se dio una salida favorable y pacífica después de casi una hora y media de conflicto.
De acuerdo con el último reporte del cuaderno mensual de información estadística penitenciaria nacional, 11 de los 12 Ceresos a cargo de la SSPH presentan sobrepoblación.
El Cereso de Tula cuenta con un espacio para 292 internos, sin embargo éste es excedido por casi el doble, al albergar a 280 personas más, es decir, tiene un sobrecupo de 95 por ciento.
Asimismo, los Ceresos de Tula, Pachuca, Tulancingo y Actopan se encontraron entre los peores calificados en 2015 por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), con un promedio de 5.01.
En el caso específico de Tula, la calificación obtenida fue de 5.01, ya que se encontraron problemas de hacinamiento, insuficiencia en programas para la prevención y atención de incidentes violentos, así como prevención y atención de violaciones a derechos humanos.
Además que en materia de gobernabilidad, de acuerdo con el diagnóstico de la CNDH, se carece de personal, existe la presencia de actividades ilícitas, así como el ejercicio de funciones de autoridad por parte de internos, mejor conocido como autogobierno.

Objetivo

  • Buscan solucionar
    problemas como el abuso de autoridad hasta actos de corrupción, como mencionaron internos partícipes en el motín en Tula

Comentarios