Un ¿boletín? emitido la tarde de ayer por la coordinación de comunicación gubernamental de Hidalgo condenó “públicamente la falta de ética profesional del diario El Independiente al publicar información sesgada, malintencionada y carente totalmente de respaldo y la que, en lugar de contribuir al cuidado de la salud pública, genera desconcierto y confusión en la población”. El texto, que suponemos fue o quiso ser una aclaración, no menciona en ninguna parte qué nota fue la que, según la coordinación de comunicación, publicó este diario de forma sesgada, malintencionada y sin respaldo. Intuimos que se trató de una fotonota publicada en la página dos el jueves 2 de julio, en donde este diario consignó que el módulo de pruebas rápidas ubicado en la plaza Constitución de la capital del estado había permanecido cerrado un día antes, es decir, el miércoles 1 de julio. La imagen que habla por sí misma muestra, en efecto, el módulo de pruebas rápidas cerrado. No hay ni una sola persona atendiendo pese a que el fotoperiodista Jorge Allec acudió en horario laboral, lo cual consta no solo en la gráfica, sino en el archivo original que este diario mantiene en resguardo. El reportero fue más allá el día que tomó la imagen y se informó que la causa de que estuviera cerrado es que hay un número limitado de pruebas. ¿Qué hay de sesgo, malintención y falta de respaldo en la fotonota? La coordinación de comunicación, por otra parte, se desvía del tema que, suponemos, motivó el envío del ¿boletín? y arremete contra este diario trayendo a cuento el congelamiento de nuestra cuenta bancaria que hoy se dirime por cauces legales. E incluso sugiere sumarse al esfuerzo de comunicación del gobierno del estado para dar a conocer sus esfuerzos para atenuar los efectos de la pandemia del Covid-19 en Hidalgo, cosa que por cierto, hacemos todos los días al dedicar una página que, entre otras fuentes, se nutre de los datos oficiales de la Secretaría de Salud estatal. Un medio de comunicación está para informar a la audiencia lo que sucede respecto a asuntos de interés público. Y en ese espectro, el gobierno estatal es una fuente de información clave porque su papel es administrar de la mejor manera los recursos públicos. Un medio de comunicación tiene el papel de contrastar y cuestionar lo que hace un gobierno. No es nuestro papel ser únicamente voceros de sus acciones. Y ese papel que buscamos cumplir a cabalidad es quizá lo que molesta tanto al gobierno en turno. De filón. Y ahora que pasamos de nuevo al color naranja, ¿habrá otra semana de transición?

Comentarios