Halla ASF fallas en programas agrarios

264

Como en las reglas de operación, padrón, duplicidad de apoyos, sobreejercicio, entre otras

Ciudad de México.- El año pasado durante la implementación de los programas sociales Producción para el bienestar y Precios de garantía de la Secretaría de Agricultura (Sader) fueron cometidas irregularidades en las reglas de operación, padrón de beneficiarios, duplicidad de apoyos, sobreejercicio del gasto y la dependencia no manifestó si realiza acciones para cumplir con el objetivo sobre seguridad alimentaria y acceso a otros recursos de generación e insumos no tóxicos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, de acuerdo con la Cuenta Pública 2019 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

En 2019, el Ejecutivo nacional diseñó e implementó el esquema de subsidios Producción para el bienestar, a cargo de la Sader, como parte de su estrategia para el progreso del sector agrícola, el cual busca incrementar la siembre de granos, café y caña de azúcar para contribuir a aumentar el grado de autosuficiencia.

Sin embargo, hasta el 7 de enero del presente, en las reglas de operación persisten las deficiencias encontradas en los lineamientos que estuvieron vigentes para el ejercicio fiscal 2019 relacionadas con población objetivo, requisitos, recursos operativos, supervisión, seguimiento y evaluación, fuentes alternativas, coordinación con entidades, temporalidad, logro de metas y rendición de cuentas.

Respecto al padrón de beneficiarios, en 2019 la Sader incorporó a 3 millones 683 mil predios de solicitantes para recibir la subvención. Pero, destacó la ASF, tuvo deficiencias en los registros, por lo que no fue posible constatar a qué tipo de industrial se destinó 0.5 por ciento (51 millones 770 mil pesos) del total del capital otorgado a las personas del programa ni a qué tipo de cultivo se cedieron 72.7 millones de pesos; 5 millones 618 mil y 18.1 millones, montos correspondientes a pequeño, mediano y grande productor, respectivamente.

Además, fueron identificadas duplicidades de apoyos con otros esquemas: 12 mil 902 personas también fueron beneficiarias de Precios de garantía y mil 647 también recibieron Jóvenes construyendo el futuro, por lo que es necesario que en las directrices de operación subsecuentes sean definidas con claridad las restricciones o complementariedades entre los diversos subsidios, pidió el órgano fiscalizador.

“Aunado a ello, no acreditó en qué medida la capacitación a los productores coadyuvó para generar una mayor eficiencia y racionalidad en el cultivo, lo que podría provocar errores en el acceso y utilización de insumos”, agregó.

Pese a las fallas, encuestas levantadas por la Sader durante otoño-invierno 2018-2019 y primavera-verano 2019 en 25 estados, el 41.5 por ciento consideró la difusión del esquema como buena y 25.6 como excelente; en contraste, solo 5.2 puntos porcentuales consideró que fue regular y 0.8 que fue mala.

De interés

Comentarios