¿Qué nos queda cuando una autoridad pretende atropellarnos, abusar de su poder? La constitución nos garantiza el derecho a promover un juicio de amparo, alternativa para cuando sentimos que alguno de nuestros derechos fundamentales es pisoteado por quien se supone debe resguardarlos. Tal fue el camino que decidieron tomar vecinos de la pachuqueña colonia San Javier, quienes preparan su defensa para probar la inconstitucionalidad del decreto con el cual el gobierno estatal vendió –como si se tratase de una de tantas organizaciones electoreras– áreas verdes comunes a particulares. La diputada local panista Gloria Romero León explicó en entrevista para este diario que otra vía es anular las escrituras de esos terrenos pues se trata de bienes de uso común que nunca debieron ser vendidos. Esto, sin olvidar que antes de vender esos terrenos, el gobierno estatal debió preservar las áreas verdes de esa colonia, pues tal es un derecho de los vecinos consagrado en la ley estatal de asentamientos humanos. No se entiende cómo las autoridades, lejos de preservar ese ordenamiento legal, que garantiza un entorno urbano sostenible, equilibrado, sean las primeras en quebrantarlo, máxime si recordamos que esa iniciativa fue presentada justamente por el Ejecutivo estatal durante la administración 2005-2011, la misma que luego decretó vender áreas verdes. Aquí no huele, apesta a corrupción. De filón. En donde también el hedor a corrupción es incontenible es en Radio y Televisión de Hidalgo. Este diario consiguió copias de cuatro convenios que firmó con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) por 197 millones 930 mil 600 pesos, una cantidad exagerada si consideramos la contraprestación: la producción de materiales de audio y video para la estrategia nacional Cruzada contra el hHambre. ¿Usted vio alguna vez o escuchó alguna producción que requiera semejante presupuesto? Nosotros tampoco.

Comentarios